Trabajadores denuncian vaciamiento del Organismo de Niñez y Adolescencia

0

Trabajadores organizados en ATE denunciaron en medios de prensa de alcance bonaerense la difícil situación que atraviesan día a día tanto ellos como los niños contenidos en el Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia. Transcribimos una nota publicada por Agencia NOVA

“La Secretaria de Niñez y Adolescencia fue disuelta mediante decreto en enero de 2016 y pasó a denominarse Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia que debe garantizar la Ley 13.298, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social.

En la actualidad es conducido por la Lic. Pilar Molina que es la directora ejecutiva, el subsecretario de Promoción y Protección de Derechos, Facundo Sosa y el subsecretario de Responsabilidad Penal Juvenil, Felipe Granillo Fernández.

Desde entonces, lo que denuncian los trabajadores es un intento de vaciamiento de los distintos programas del Organismo para posteriormente municipalizarnos, donde la idea de la nueva gestión es quitarse responsabilidades. A partir de ahí, la decisión de la gobernadora sería que se cierren varios programas.

Los indicios y señales de eso son que desde las direcciones les piden a los trabajadores que no se tomen más casos ni se contrate personal nuevo. Y las directivas son que el Organismo trabaje con lo que tiene.

Desde ese momento no se realizan pases a planta, solo se está tomando personal contratado (muy poco) y lo que no se puede trabajar con los distintos programas, se convenia con ONGs.

Los programas que dependen del Organismo son la Línea 102, Operadores de calle, Becas Niñez y Adolescencia, Programa de Abordajes Múltiples (PAM), Barrio Adentro, Centro Terapéutico Diurno (CTD), Servicio de Atención Terapéutica Integral (SATI), Servicio de Asistencia Familiar (SAF), Centro de Tratamiento Ambulatorio Integral (CTAI), Puertas Abiertas, Sostenimiento de la Crianza, y Autonomía Joven.

Sin embargo, todo el proceso de readecuación de estos programas está sin reconocerse desde hace más de 10 años. Lo que vino con la nueva gestión fue una profundización del vaciamiento porque no se contrata personal, sino que muchos de los trabajadores tienen que renovar contrato cada tres meses.

Los trabajadores temen que ocurra lo que pasó con el PROBA, cerrado hace más de cinco años por el ex gobernador Daniel Scioli, ya que cuando no se reponen los cargos, se van cerrando automáticamente los programas. El mayor problema es que se pierde conocimiento y experiencia ya acumulados, además de la generación de datos, cada gestión desarma cosas que ya estaban.

Lo que se ve es que los recursos que destina la provincia se otorgan de manera irracional, sin planificar ni consultar con los trabajadores cuáles son las necesidades en cada área. Además, los trabajadores señalan que el Organismo Provincial está trabajando la línea de las consecuencias y no la prevención.

Algunos de los programas

Sostenimiento de la Crianza trabaja con madres de 11 a 18 años, en el acompañamiento y la contención de sus hijos. El programa funciona en La Plata (9 y 66). Trabaja con menores de 0 a 6 años, no cuenta con transporte ni caja chica para los territorios.

Lo máximo que se hace es darles de comer y mercadería. Los trabajadores articulan con jardines de infantes, salitas y hospitales. Hay 27 menores con sus familias.

El Centro Terapéutico Diurno (CTD) por otra parte, se ocupa de la contención de menores de 8 a 16 años, que tengan problemas familiares como violencia o abandono, desde la perspectiva preventiva. En este programa les avisaron que no tomen más casos ni más personal.

En el caso del CTD trabajan con niños y recorren los barrios. Actualmente tienen presencia en Ensenada y La Plata (Tolosa y Arturo Seguí) donde dan talleres artísticos. Son en total 111 menores. Preocupante que se está jubilando gente y no se está contratando nuevo personal. Hay 7 trabajadores y un solo tallerista.

Autonomía Joven se dedica al acompañamiento de jóvenes de 16 a 21 años institucionalizados que están en hogares asistenciales o en centros cerrados de detención.

De los hogares, los jóvenes salen a los 8 años y ahí se trabaja un proyecto de vida que los acompañe. Dos meses antes de cumplir 18 años, los menores empiezan a cobrar una beca por 6 meses con probabilidades de que se extienda por un año, el monto corresponde al 80 por ciento del salario mínimo vital y móvil.

En el Centro de Tratamiento Ambulatorio Integral (CTAI) hay más de 40 pibes por mes, de edades entre 6 a 18 años, y el trabajo que se hace es con la familia y la escuela.

Actualmente hay un proyecto de UNICEF para capacitar a la Dirección de Niñez y a ONGs para deslindarse de las responsabilidades municipalizando los programas, en el marco de un vaciamiento de recursos humanos y materiales. En el área de sostenimiento de la crianza hay trabajadores a punto de jubilarse y no se piensa en contratar nuevo personal.

Los trabajadores realizaron un pedido de audiencia al organismo por las capacitaciones a ONGs y Municipios pero no han tenido respuestas. Lo que indica que las autoridades buscarían tercerizar estos temas que son incómodos para la provincia y dejarlos en manos de las ONGs y municipios para desligarse de responsabilidades, porque sería una manera de ahorrar dinero.

Lo cierto es que no hay políticas de Estado planificadas para Niñez y Adolescencia que garanticen la Ley 13.298; sino que a los programas los sostienen los trabajadores que muchas veces pagan la comida con sus propios sueldos, porque consideran que “cuando el pibe empieza a comer es otro pibe”.

FUENTE: http://www.agencianova.com/nota.asp?n=2017_5_15&id=55922&id_tiponota=30

 

 

Comparti