En el marco del cierre de la jornada de lucha de 72hsBuenos Aires estuvo en el levante del acampe frente a Modernización

0

ATE Provincia de Buenos Aires participó del acto de levantamiento del acampe frente a la cartera de Modernización en Capital, en el marco del cierre de la jornada provincial de lucha de 72hs. La medida comenzó el miércoles, e incluyó acciones regionales, paros, una marcha a la legislatura bonaerense que hizo caer la sesión que buscaba tratar el proyecto de ley de modernización del estado y finalmente la movilización al monumento a los trabajadores convocada por las cinco Centrales Sindicales.

Frente al ministerio que conduce Andrés Ibarra, los manifestantes reclamaban la reincorporación de 266 trabajadores despedidos en la Secretaría de Agricultura Familiar (SAF). A pesar de las negociaciones frustradas, los delegados caracterizaron la medida como un paso más en el plan de lucha

Antes de arrancar la marcha para engrosar la columna de la CTA Autónoma hacia el acto de las centrales sindicales, el Secretario General de la ATE bonaerense, Oscar de Isasi, llevó el saludo de los estatales de su provincia. “Venimos a nacionalizar la pelea de los trabajadores del Estado: Estamos acá por el compromiso que asumimos con esta carpa emblemática, que también es la carpa de la resistencia de todos los despedidos que no pueden denunciar su situación en medios nacionales”, expresó.

“Hay una sola política de estado del gobierno, que empieza con el estado nacional. Por eso nosotros tenemos que dar una respuesta unificada y eso venimos a hacer”

De Isasi resalto la contundencia de la jornada de lucha. Y dijo que en ese marco “Asumimos el compromiso de pelear contra el ajuste. Por eso el miércoles estuvimos manifestando en la legislatura bonaerense, para que no se apruebe la ley de modernización del estado. Y quiero valorar, junto a los compañeros que estuvieron bancando este acampe, que fruto de la lucha logramos que se caiga la sesión y no se trate esa ley que abre la puerta a la privatización y a la precarización laboral en el estado”

El Secretario General de ATE, Hugo Godoy, advirtió que “ATE no va a dar tregua hasta que se reincorpore al último trabajador despedido”.

Godoy dijo que si no hay respuestas a los reclamos “Se van a multiplicar las ocupaciones como lo están haciendo los compañeros y compañeras de Agricultura Familiar del Chaco, se van a multiplicar los campamentos como los están haciendo desde hace mas de 60 días en Tierra del Fuego, se van a multiplicar los actos frente a las legislaturas como lo hicieron los compañeros de la provincia de Buenos Aires”

Y finalmente definió que “Sabemos que no hay ninguna pelea, por chica que sea, que no sea importante de dar. Pero todas y cada una de esas peleas deben unirse en un collar de compromisos. Tenemos que transformar la angustia en unidad y solidaridad hasta derrotar a estos infames traidores a la patria”

La Secretaria de Organización de ATE, Silvia León, calificó el acampe como un hecho político trascendente: “Fue el primero frente al ministerio que el macrismo definió como responsable de organizar los despidos, el ajuste, la reestructuración del Estado nacional”.

Pablo Sparato, Secretario Adjunto de la CTA Capital y dirigente nacional de ATE, valoró el esfuerzo de los empleados que viajaron desde el norte y sur argentino, cuyo esfuerzo, como el de otros trabajadores, ha logrado ya la reincorporación de 9 mil despedidos en las tres administraciones del Estado.

Al grito de “presentes”, se leyeron luego los nombres de Melisa Bogarín del INTA en Chaco; Yolanda Mercedes, auxiliar de la Educación en Neuquén; y Walter Latorre, trabajador de la Biblioteca Nacional, cuyas muertes recientes se vieron directamente afectadas por la política de despidos.

“Si queremos un Estado con derechos, ningún trabajador es prescindible. La labor de los trabajadores de la Secretaría de Agricultura Familiar alcanza a 200 mil familias campesinas que llevan el plato de comida a todos los argentinos”, sintetizó la delegada de ATE en la SAF de Catamarca, Melina Zocchi.

Por su parte, la delegada de la SAF en Jujuy, Natalia Morales, abogó a profundizar la experiencia de lucha “no sólo por lo que representa en términos individuales el despido de más de 250 trabajadores, sino porque la política de desempleo influye en la política de baja salarial para toda la clase trabajadora”.

Numerosas juntas internas porteñas se solidarizaron con los manifestantes, como así también Nora Cortiñas y miembros de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, quienes ayer se hicieron presentes en la esquina de Rivadavia y San Martín.

El lunes, delegados de Agricultura Familiar serán recibidos por el Obispo de Gualeguaychú Moseñor Jorge Lozano, presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social.

Comparti