Pilar: Reclamo en el hospital por falta de comida para los enfermeros

Pilar: Reclamo en el hospital por falta de comida para los enfermeros

0

Enfermeras y personal administrativo del Hospital Central Juan Cirilo Sanguinetti se declararon en estado de asamblea permanente para reclamar que se les restituyan las raciones de comida que dejaron de recibir con regularidad hace algunos días.

A la vez, exigían también que se normalice la entrega de insumos esenciales como guantes, gasas y jeringas descartables, que se convirtieron en bienes escasos cuando no directamente inexistentes. La situación venía generando reclamos a partir de la decisión de la empresa Cook Master, encargada de las viandas para los pacientes y el personal de los hospitales, de restringir el servicio por falta de pago. En un primer momento, la escasez de comida afectó a todos los empleados, aunque luego se restituyó para los médicos y técnicos. Enfermeros, administrativos y seguridad, en cambio, quedaron en una situación precaria. De hecho, a las 18 de ayer, más de 25 enfermeras que habían entrado a trabajar a las 6 de la mañana, aún no habían comido y solo les garantizaban la cena. La situación hizo eclosión a media tarde, cuando los trabajadores, en su mayoría mujeres, se reunieron en asamblea y convocaron a los delegados de ATE, gremio al que están afiliados. “Queremos comer, es nuestro derecho por 14 horas de trabajo”, se leía en el cartel que pegaron en una de las puertas de la guardia. El delegado Daniel Llanes le explicó a El Diario que tras varios reclamos habían conseguido que se devolvieran parte de las raciones que se habían recortado durante la semana. Pero durante el primer día del fin de semana volvieron a aparecer los problemas. En total, son cerca de 50 personas las que se quedaron sin almuerzo ayer, cuando solo hubo viandas para médicos y técnicos. Horas después del reclamo, el director del Hospital, Néstor Quiñones, se comunicó vía telefónica para asegurar que la cena estaba garantizada, al igual que las dos comidas de hoy.  Sin embargo, al atardecer de ayer, desde ATE estaban tratando de conseguir donaciones para que el personal pudiera comer algo. “Mucha gente viene con la plata justa para el pasaje y nada más. Muchos no ganamos más de 6 mil pesos”, le dijo a El Diario una de las trabajadoras.

“Nosotros reclamamos que la comida no sea un servicio tercerizado sino público. Esto requiere solidaridad y para las empresas es cuestión de plata”, dijeron

 

Comparti