ATE presente en el juicio por delitos de lesa humanidad

Circuito Fuerza de Tareas 5 ATE presente en el juicio por delitos de lesa humanidad

0

ATE Provincia de Buenos Aires está esta presente en el proceso oral contra ocho represores del circuito Fuerza de Tareas 5 (FUERTAR5), integrado por Prefectura Naval, la Base Naval Río Santiago, la Escuela Naval Militar y el Batallón de Infantería de Marina Nº 3 (BIM3).

En esta primer jornada nuestras compañeras, Silvina Árias, y Mariela Sander, declararon como testigos. También Tania Nuez, de HIJOS La Plata, su madre, Elsa Noemí Gómez y Julio Machado.

El secretario general de ATE, Oscar de Isasi, estuvo presente en el inicio del proceso, que se lleva adelante en el edificio de la ex-Amia, en calle 4 entre 51 y 53 de La Plata.

De Isasi expresó:

“Es un deber ético y moral estar en los espacios donde se avanza para hacer justicia contra los genocidas que reprimieron, torturaron y asesinaron a dirigentes sindicales, delegados y trabajadores. ATE Provincia de Buenos Aires y CTA Provincia de Buenos tienen una sola voz para esto, que se haga justicia y se mande a la cárcel a los genocidas”.

“Hoy es un día particular, porque declara una compañera trabajadora de ATE, Mariela Sander, y también lo hace una compañera entrañable como Silvina Arias”.
“En continuidad histórica de nuestras organizaciónes exigimos juicio y castigo, justicia a fondo y cárcel a los genocidas y a los entregadores”.

Emiliano Hueravillo, del área de Derechos humanos de ATE Buenos Aires y la CTA La Plata_Ensenada, dijo:

“Estamos acompañando y bancando a las compañeras que declaran. Nosotros como CTA somos parte querellante y queremos el juicio y castigo de los represores y que vayan a la cárcel común”.

juicio fuerzas de tareas 5 declaración

Los acusados, intervinieron desde el plan sistemático de represión ilegal implementado por el gobierno de facto que usurpó el poder entre los años 1976 y 1983.

Están imputados el Comandante de Operaciones Navales, Vicealmirante Antonio Vañek; el Jefe de la Prefectura Naval zona Río de La Plata, Prefecto Principal Carlos José Ramón Schaller; el Oficial de la Prefectura, Eduardo Antonio Meza; el Comandante de la Fuerza de Tarea Nº 5 (FT5), Oficial de Marina Jorge Alberto Errecaborde, el Comandante del Batallón de Infantería de Marina Nº 3 (BIM3), José Casimiro Fernández Carró; el Director del Liceo Naval y comandante de la FT5, Capitán de navío Juan Carlos Herzberg, el Jefe de la Prefectura Naval zona Río de La Plata, Prefecto Principal Luis Rocca y el jefe de operaciones del Batallón de Infantería de Marina N°3, Roberto Eduardo Fernando Guitián.

Para mediados de los ’70 la zona de Río Santiago constituyó uno de los cordones industriales más importantes de la época. Sólo sus tres principales empresas, Destilería La Plata (YPF), Propulsora Siderúrgica La Plata y Astilleros Río Santiago, reunían aproximadamente 15.000 trabajadores.

La Armada Argentina funcionó reorganizando sus once Fuerzas de Tareas desplegadas de norte a sur del país y en la región de La Plata, Berisso y Ensenada operó a través de la denominada Fuerza de Tareas Nº 5 desde el BIM3, y en conjunto con el Servicio de Inteligencia Naval (SIN), el Hospital Naval y la Escuela Naval Militar, más el destacamento de Prefectura de Río Santiago, y su relación por lo menos, con los Centros Clandestinos de Detención: “La Cacha” y la Guardia de Infantería de Policía de Buenos Aires (1 y 60).

Los marinos tuvieron fuerte participacion en la intervención de sindicatos y fábricas de la zona del parque industrial de Berisso y Ensenada, como Propulsora (grupo Techint), el Swift, Astilleros Río Santiago e YPF aunque en este juicio están imputados por solo cuarenta víctimas.

Cabe recordar, desde nuestro espacio, ATE-CTA, que desgraciadamente ha pasado mucho tiempo para llegar al presente proceso. Ya en el año 2000, desde esas organizaciones sindicales propiciamos denuncia a través del Juicio por la Verdad, que se llevaba y se lleva a cabo en la Cámara Federal de Apelaciones de nuestra ciudad. Momento aquel en que acompañamos documento que refería específicamente a los trabajadores del Astillero Río Santiago que habían padecido la violación de sus derechos humanos por parte del gobierno de facto. En esa presentación, también, hablamos de los trabajadores de la Universidad Nacional de La Plata.-

Los avatares históricos, ley de obediencia debida, punto final, retrasaron lo que debió suceder entonces, la búsqueda de la verdad y la justicia en proceso judicial pleno, como el presente, a fin de que los responsables de los hechos denunciados, previa defensa a la que tienen cabal y legítimo derecho, y luego de esclarecida la verdad y su responsabilidad, sean condenados condignamente y ello sirva para que la sociedad toda tome conciencia de los hechos ocurridos y de las violaciones que debieron padecer nuestros compañeros.

Comparti