Trabajadores de SENASA paran por 10 días

0

Luego de llevar adelante asambleas y reuniones en todo el país, y tras un plenario de la provincia de Buenos Aires, se definió un paro nacional por 10 días a partir del 6 de julio con acciones regionales.

La medida se enmarca en una lucha sostenida que los trabajadores del SENASA mantienen desde 2009, y que luego de reiteradas conciliaciones obligatorias no fue resuelta por la falta de respuesta y de predisposición del Estado empleador. En este sentido, en las últimas audiencias de la que se llevaron a cabo durante los meses de mayo y junio, el empleador ni siquiera fue citado por el ministerio de Trabajo por lo cual quedó bien en claro la falta de interés por parte del Estado de resolver la problemática.

El miércoles 1 de julio los trabajadores de la provincia de Buenos Aires se reunieron en un plenario provincial de delegados para evaluar la situación del organismo y las futuras medidas de acción respecto de la lucha que data desde 2009.

En este sentido, los compañeros evaluaron las realidades de cada una de las localidades, en especial de los frigoríficos que se fueron recorriendo este último tiempo, de las barreras sanitarias, y de la situación financiera agobiante que atraviesa el SENASA -escenario reconocido en la mesa de relaciones laborales nacional por el mismo organismo-.

Entre los delegados se llegó a la conclusión de que no se arribaron a soluciones concretas por parte del Estado y que, por lo tanto, resulta necesario continuar con la pelea por los mismos reclamos que datan en su mayoría desde 2009.

En relación a los pedidos se expresó la necesidad imperiosa de que se vote una ley de Autarquía con el financiamiento propuesto por el proyecto que había sido avalado por nuestro gremio (tal como fue manifestado en las actas de la última conciliación obligatoria en el ministerio de Trabajo), y la profunda preocupación por la creciente privatización de funciones que se viene de la mano de la certificación electrónica; además de la necesidad de reivindicar los reclamos que siguen sin resolverse como la rediscusión del convenio colectivo de trabajo vencido, la necesidad de implementar los adicionales para los compañeros contratados (artículo 9), la erradicación de la tremenda precarización laboral que sufren los compañeros contratados, la discriminación que existe hacia los trabajadores del organismo en relación a otros organismos del Estado nacional que cumpliendo funciones similares a las de SENASA cobran el doble o el triple de lo que cobran los compañeros (por ejemplo la AFIP, la ADUANA).

Por ese motivo, y atendiendo a las necesidades de cada uno de los sectores dentro del organismo, se votó por unanimidad entre los estatales de la provincia de Buenos Aires ir a un paro nacional por 10 días a partir del lunes 6 de julio con acciones regionales que pongan nuevamente en relevancia la necesidad de la apertura de la paritaria sectorial, la equiparación de salarios con organismos afines que cumplen funciones similares como AFIP, Migraciones, ADUANA, INTA, los adicionales adeudados al artículo 9, el pase a planta permanente de todos los compañeros contratados, la implementación de la banda horaria de las barreras sanitarias, el 82% móvil jubilatorio para todos los trabajadores del organismo, la necesidad de terminar con la precarización laboral y la privatización de las funciones indelegables del Estado nacional, de terminar con el impuesto al salario, la extensión del derecho de horas extra a todos los trabajadores sin tope salarial, la inclusión del SENASA en la tasa aeroportuaria, y la necesidad de veedores gremiales en todas las auditorías internas y externas.

Comparti