ATE Quilmes exige que no haya ningún municipal despedido luego de las elecciones

0

Nosotros el 11 de diciembre nos vamos a sentar con el intendente que haya ganado”, aseguró Claudio Arévalo, secretario general de ATE Quilmes y explicó que en ese momento pedirán que se suspendan los despidos por un año, “no vamos a permitir despidos”.

Arévalo sostuvo que defenderán sobre todo a los precarizados “una cosa son las cuestiones políticas, coordinadores, jefes, directores; otra cosa son los compañeros municipales (…)  que echen a los ñoquis, pero no a los compañeros que trabajan todos los días” y reafirmó: “Esta vez queremos ser protagonistas, no la queremos mirar de afuera, porque si este gobierno se va los trabajadores tuvimos mucho que ver con eso”.

Días atrás, el titular de ATE obtuvo la reelección al frente del gremio, en ese sentido manifestó que tuvieron “nuevamente el respaldo de los trabajadores y trabajadoras de Quilmes, eso nos llena de orgullo y de responsabilidad, porque los trabajadores cuando te eligen no te dan un cheque en blanco”. Además destacó que eso se dio porque durante los cuatro años de gestión de Molina estuvieron en la calle “peleando por los derechos de los trabajadores”.

Finalmente se refirió a las problemáticas y reclamos actuales; hizo hincapié en la necesidad de una reapertura paritaria, tanto a nivel municipal como provincial y nacional y aseguró que pese al reclamo todavía no han tenido ninguna respuesta en los diferentes estamentos del gobierno, “los salarios que están cobrando los municipales y los provinciales no superan los 16 mil pesos, y hoy para no ser pobre se necesita un salario de más de 31 mil pesos (…) Vamos a estar movilizando los estatales de la provincia para exigir en el consejo del salario un salario de 31.600 pesos

Arévalo puntualizó además en conflictos puntuales que se están manteniendo en el área de Niñez, donde reclaman espacios físicos donde atender a las familias, ya que actualmente lo están haciendo en pasillos; y en el Polideportivo municipal, donde ayer hubo una protesta, en reclamo de ropa de trabajo, mejor distribución de horas extras y recategorizaciones.

Comparti