El 7 de agosto se realizan las elecciones en ATE

0

El 7 de agosto habrá comicios en ATE donde se elegirán las autoridades a nivel nacional, provincial y local para los próximos cuatro años. La lista que resulte ganadora podrá asumir la conducción en noviembre y su mandato tendrá vigencia hasta el mismo mes de 2023.

En la provincia de Buenos Aires se renuevan cargos tanto en el Consejo Directivo Provincial, como en cada una de las 59 seccionales del territorio. Las mismas serán elegidas por el voto directo y secreto de unos 70 mil afiliados. Es decir, 1.900 cargos serán puestos a consideración en uno de los actos más importantes de la democracia sindical del país. A esto hay que agregar que a nivel nacional podrán votar unos 300 mil afiliados.

En el territorio bonaerense competirán cuatro listas. La Lista Verde ANUSATE, conducción del gremio tanto a nivel nacional como provincial, presentará listas en 58 de las 59 seccionales existentes, llevando como candidato a secretario general provincial a Oscar de Isasi y como secretaria adjunta a Vanina Rodríguez.

La Lista Verde y Blanca, que presentará listas en 35 seccionales de las 59, lleva como candidato a secretario general a nivel provincial a Rubén Schaposnik y a secretaria adjunta a Pamela Ortiz.

La Lista Multicolor, que presenta candidatos en 9 seccionales y lleva como candidatos a secretarias general y adjunta a María Ines Uro y Natalia Martínez González.

La lista Verde Purpura, que presenta candidatos en 3 seccionales y lleva como candidatos a Andrea Duarte y Roberto Moreira.

La elección de la provincia de Buenos Aires es la más grande del país y representa casi el 25% del padrón total de afiliados a nivel país. También se eligen autoridades en los centros de jubilados locales, provinciales y nacionales.

La compulsa se realiza también a nivel nacional, donde el principal candidato a renovar el mandato es el actual secretario general, Hugo “Cachorro” Godoy, que esta vez será acompañado por Rodolfo Aguiar, responsable del gremio en la provincia de Río Negro.

Las otras cuatro listas que compiten a nivel nacional son: la lista Verde y Blanca, que postula para la conducción nacional a Daniel Catalano y Carlos Quintriqueo; la lista Verde Púrpura, que postula a Pablo Micheli y Dora Martínez; la lista Multicolor, que lleva a Luciano Domínguez Pose y a Mariela Lorena Itabel; y la lista Gris Roja que lleva a Marina Hidalgo Robes y a Federico Lescano.

Para el secretario general de ATE bonaerense, Oscar de Isasi, “las elecciones internas de nuestras autoridades las tomamos con profunda alegría porque bregamos permanentemente por la democracia y la libertad sindical. Que cada cuatro años se vote desde el secretario general hasta el vocal de la seccional más alejada es un placer, un orgullo y una alegría. Vamos hacia el 7 de agosto con la esperanza de que sea una fiesta de la democracia sindical, que sea una demostración de un modelo sindical basado en la plena participación de los trabajadores y trabajadoras. La pluralidad de pensamientos que conviven en nuestra ATE es formidable, y más formidable es que se decida en las urnas quiénes conducen el sindicato”.

Asimismo, de Isasi indicó: “El día posterior a la votación convocamos a todas las expresiones internas a seguir construyendo unidad y masividad contra el ajuste, trabajando para poner de pie un proyecto de la clase trabajadora que nos permita salir de esta crisis con una más justa distribución de la riqueza, con pleno empleo, mejores salarios y estabilidad laboral. Por un Estado al servicio de las mayorías populares, más democrático y participativo”.

Por otra parte, de Isasi destacó que “estamos construyendo masividad y unidad paraderrotar el ajuste y hacer posible que nuestras propuestas para vivir mejor se hagan realidad. Todas propuestas para vivir mejor tienen que tener centralidad en quienes forjamos  la riqueza”.

“Por eso creo que tenemos que convocar a todas las expresiones sociales, sindicales y productivas a confluir a una gran marcha hacia la casa de gobierno de la provincia de Buenos Aires para decir que no queremos más ajuste, salarios a la baja, desinversión. Sí queremos un Estado que esté al servicio de las mayorías populares”, agregó.

Además, remarcó que el desafío es avanzar en “aumentos en salud, educación, infraestructura, desarrollo social, políticas de niñez, una reforma tributaria que grave a la riqueza para conseguir recursos para las políticas que necesitamos. Fomento para créditos blandos para los pequeños y medianos productores y comerciantes que miran hacia el interior del país, dignificar la carrera de los trabajadores del Estado con salarios dignos, estabilidad laboral y con una carrera administrativa que jerarquice al estatal. Construir un Estado participativo, democrático y popular que esté al servicio de las mayorías”.

Comparti