Estatales de ATE participaron del Foro Agrario Nacional

0

Trabajadores de Agricultura Familiar, SENASA y el INTA, del territorio bonaerense, se dieron cita en el microestadio de Ferro. Abordaron la problemática de los estatales, el avance tecnológico en detrimento de la salud y la necesidad de construir un modelo de desarrollo agrario soberano y sustentable.

Todos los sectores vinculados a la agricultura familiar debatieron propuestas contra el modelo agroindustrial concentrado y reclamaron políticas que beneficien a las familias campesinas y la producción de alimentos sin contaminantes.

Con un imponente marco de más de dos mil personas de todos los rincones del país se realizó en el Microestadio de Ferro el primer Foro Agrario Nacional, en el que distintos sectores se propusieron elaborar una serie de proyectos que permitan avanzar hacia políticas antagónicas al modelo vigente que se encuentra extranjerizado y expulsivo.

Las actividades se desarrollaron entre el 7 y 8 de mayo y se logró consensuar un Documento Político que dé cuenta de las necesidades del campo profundo. Miles de productores de todo el país se dieron cita en el micro estadio nucleados en distintas organizaciones sociales y campesinas,  sumado a los estatales de ATE.

Para dar inicio al encuentro se leyó el documento construido por más de 100 organizaciones. Entre ellas, ATE SENASA Buenos Aires, Agrupación SENASA Nos Cuida y la Asociación Comunitaria Sur que participaron de las comisiones.

Desde ATE SENASA provincia de Buenos Aires se analizó el rol del organismo haciendo hincapié en su actual rol de policía sanitaria, sin políticas de contención para el productor que ante una enfermedad contraída por sus animales decide ocultarla para no perder todo el esfuerzo invertido dado que desde SENASA la respuesta es el rifle sanitario, sin tareas de prevención y asistencia.

En esa línea la Agrupación SENASA Nos Cuida expresó la necesidad de que los trabajadores del organismo y los productores trabajen en conjunto en pos de un desarrollo sustentable bajo las normas zoofitosanitarias vigentes, brindando herramientas y formación constante.

Desde la Asociación Comunitaria Sur de Ezeiza se enfatizó la falta de recursos para sostener proyectos productivos autosustentable que son destinados a brindar formación y asistencia a las familias más vulnerables de los distritos de Ezeiza y Esteban Echeverría.

PRESENCIAS

Familias campesinas, indígenas, trabajadores rurales, trabajadores del Estado, productores, agricultores familiares, agroquinteros, comerciantes, consumidores y redes de comercialización, pequeños y medianos empresarios, cooperativas, técnicos, docentes rurales, académicos, científicos, universidades, afectados por las fumigaciones, medios de comunicación populares y activistas ambientales, participaron de la doble jornada que se extendió ayer y hoy en el tradicional club del barrio porteño de Caballito.

 

 

Además estuvieron presentes durante el acto de apertura el embajador de Bolivia en Argentina Santos Tito Véliz junto a la Ministra de Producción de Bolivia Nélida Cifuentes; los titulares de la CTA-Autónoma Ricardo Peidro y Hugo “Cachorro” Godoy -Secretario General de ATE Nacional-, y dirigentes del MST de Brasil, políticos y legisladores de Paraguay y Venezuela, entre otras personalidades destacadas.

Se denunció “el avance tecnológico, la introducción de insumos agrotóxicos y maquinaria de escala se obtuvieron niveles monstruosos de rentabilidad, que profundizaron el monopolio y hegemonía del modelo agroindustrial a escala mundial”.

“Esta definición nos obliga a desarrollar un nuevo paradigma: Desde enfoques agroecológicos producir en escala alimentos sanos y económicos para el conjunto de la sociedad, apuntando a erradicar el hambre y la pobreza”, prosigue el texto, cuyos párrafos más duros fueron los dedicados al Gobierno Nacional, del que aseguran: “Viene profundizando día a día el saqueo a los bolsillos de la clase trabajadora y del conjunto de la sociedad, y consolidando la dependencia y la entrega de nuestros bienes naturales”.

“Sin doble discurso, Mauricio Macri calificó de ´absurdo´ el fallo que prohíbe fumigar cerca de las escuelas en Entre Ríos, como si fuera CEO de Bayer-Monsanto, o simplemente como si representara intereses propios como productor. Con la misma visión, eliminó la resolución 1108/13 que aseguraba la autonomía portuaria, permitiendo el dragado de un tramo clave del puerto de Montevideo, taponando nuestra salida al mar y entregando a las transnacionales del comercio internacional autonomía sin control”.

El documento de presentación del Primer Foro Agrario Nacional, planteó una seguidilla de preguntas que sirvieran como disparador para las veintitrés comisiones de trabajo: ¿Quiénes fijan el precio de los alimentos?; ¿quiénes planifican las políticas de producción primaria, industrialización, distribución, comercialización y consumo de los alimentos?; ¿quiénes controlan el buen uso y preservación de nuestros bienes naturales?; ¿quién determina el modelo de producción agraria, el uso de la genética, la ciencia y la tecnología?

Por último, el texto remarca: “El Estado Nacional está lleno de vacíos, ocupados-cooptados por otros actores. Es el Estado dentro del Estado de las empresas trasnacionales y nacionales, es el sistema financiero global, son las grandes corporaciones comerciales globales, y las que dictaminan hoy las políticas públicas en nuestra Nación. De allí, lo razonable de que a los ministerios de Trabajo, Salud y Agroindustria los bajen al rango de Secretarías, que la Secretaría de Ciencia y Tecnología expulse a los científicos, que en el ex Ministerio de Agroindustria de la Nación se perpetraran 1.250 despidos en 8 meses, desmantelando áreas que atendían al sector más vulnerable del campo, desfinanciando y vaciando la estructura de la Secretaría de Agricultura Familiar, y que las entidades hegemónicas del agro en el Consejo Directivo (ACREA, SRA, CONINAGRO, CRA) determinen el desfinanciamiento de INTA y desatiendan a la Agricultura Familiar”.

ATE EN EL FORO

Melina Zocchi, Delegada de ATE Agricultura Familiar de la provincia de Catamarca, dijo: “Es clave que las organizaciones campesinas más importantes se puedan reunir en un espacio, reflexionar acerca de su situación, sobre cuáles son las líneas que se deben seguir a futuro, y sobre los instrumentos que hay que defender, como la Ley de Agricultura Familiar. Debemos pensar sobre cuál es el rol que tiene que tener el Estado en todo esto, que es la tarea que nos incumbe a nosotros como política pública específica. Nosotros estamos desde antes en plenario porque nos dimos un espacio de reflexión para llegar al Foro con consensos profundos. A nosotros, como trabajadores y trabajadoras de los territorios y con las organizaciones, nos parece importantísimo reivindicar el mensaje ‘no al agronegocio y no al extractivismo en cualquiera de sus facetas’. Defendemos la soberanía alimentaria en el sentido amplio, pero también reivindicamos la necesidad de la reincorporación de los despedidos y despedidas: No hay política pública que se pueda implementar sin los trabajadores y las trabajadoras”.

Mientras que Marcelo Marcili, delegado de ATE Agricultura Familiar de la provincia de Formosa, manifestó: “Vinimos a participar en este Foro Agrario con el objetivo de juntarnos con otros trabajadores de la agricultura de nuestro país. Es muy importante nuestra participación como trabajadores del Estado, porque nosotros también fuimos castigados con estas políticas de ajuste con más de 850 despidos. Creemos que de este Foro, además de las propuestas y las reflexiones, tiene que salir un plan de lucha y de acción que pueda ser llevado a las calles. No podemos esperar a que las cosas sucedan, no podemos esperar los calendarios, sino que con el protagonismo de las organizaciones de trabajadores, de las organizaciones campesinas y de las organizaciones indígenas, debemos vehiculizar las propuestas”.

Luego, Claudio Díaz, delegado de ATE SENASA, detalló: “Somos convocantes de este encuentro, porque como trabajadores tenemos directa relación con los pequeños y medianos productores de la tierra. Somos un organismo de control sanitario y, como tal, estamos para ayudar y complementar en el trabajo de los pequeños y medianos productores de todo el país: Entendemos el sacrificio y la tarea que llevan adelante a lo largo y ancho del país todos los días. Es totalmente diferente a lo que hacen los grandes productores sojeros, que han monopolizado la tierra de este país, que han expulsado a esos pequeños y medianos productores, y que son quienes más se resisten a los controles sanitarios. También estamos resistiendo el desguace de todos los organismos del Estado, sobre todo en el nuestro, SENASA, donde hubo una importante cantidad de despidos en el año 2018. Esos despidos llevaron a que se dejen de realizar muchos controles sanitarios”.

Comparti