Dirigentes gremiales quedaron atrapados en un ascensor del ministerio de Trabajo Pese a las denuncias de ATE por condiciones edilicias

0

Los trabajadores organizados en ATE en el ministerio de Trabajo provincial vienen denunciado serios inconvenientes y esto se vio reflejado el martes cuando una delegación sindical docente quedó encerrada en los ascensores del lugar. A su vez, los afectados sufrieron una descompensación por la falla del sistema de ventilación. Esto se suma al derrumbe del cielorraso en el Policlínico (foto) y las deficiencias en el hospital de Niños.

ATE bonaerense viene solicitando al Ministerio que realice las inspecciones que permitan constatar estas deficiencias, elaborar recomendaciones y desarrollar políticas que permitan garantizar la integridad de les trabajadores y de las personas que asisten diariamente a las oficinas públicas. En medio de la dilación sostenida de esa respuesta.

Mirta Petrocini, Presidenta de la FEB; María Inés Bussi, de Sadop y Bibiana Giglio, de SUTEBA; quedaron encerradas ayer en un ascensor del Ministerio de Trabajo provincial mientras eran escoltadas por el responsable de seguridad del nuevo edificio de 67 y 115. Según explicaron las protagonistas el efectivo policial las condujo a la cabina, accionó el comando y la puerta se cerró pero el ascensor no se movió. A la situación de encierro se sumó la falla del sistema de ventilación que provocó la descompensación de las referentes sindicales.

En el organismo de control de las condiciones laborales no existe aún un protocolo de actuación para estos casos. El siniestro se transformó rápidamente en caos exhibiendo la falta de herramientas básicas como el botiquín de primeros auxilios, de recursos humanos tales como brigadistas de intervención rápida o de estrategias de contención mínimas como la asignación previa de roles de actuación.

En la versión oficial la responsabilidad fue atribuida a las representantes gremiales por exceder la capacidad máxima de cuatro ocupantxs. El detalle alarmante es que el quinto fue el jefe del operativo de seguridad con que el Ministerio afirma garantizar la preservación física de los “visitantes”. La ambulancia y el personal médico llegaron varios minutos después de la liberación de lxs ocupantxs que fueron asistidxs en un contexto de improvisación y desconcierto.

Durante la jornada renunció el Jefe del Departamento de Higiene y Seguridad del establecimiento por la falta de respuesta de las autoridades a los requerimientos mínimos que establece la legislación vigente. Gran parte de ellos fueron canalizados, desde hace más de un año, a través de la Comisión Jurisdiccional Mixta de Salud y Seguridad en el Empleo Público (CJMSySE) que integran representantes de la Gestión y de las organizaciones gremiales.

La mesa de diálogo estuvo en peligro cuando, a mediados del año pasado, los funcionarios de la cartera retiraron al Director de Servicios Generales e Infraestructura de ese ámbito. El desplazamiento fue la única respuesta al reclamo de ATE por la urgente elaboración y formalización de los planes de Emergencias, Contingencias y Evacuación para todas las dependencias del organismo. Estos protocolos son la base de los restantes dispositivos de seguridad de los que depende la integridad de les trabajadores y del público en general que acude diariamente a las oficinas.

Las graves faltas que se evidencian en el flamante edificio se suman a las deficiencias infraestructurales que se reiteran en los diferentes espacios de trabajo de la administración pública provincial. Los cortes de luz y caída de cielorraso en el Policlínico San Martín, que pusieron en peligro a cientos de pacientes, y el incendio registrado en el Hospital San Roque de Gonnet, en que se está investigando si entre las causas está la precariedad de las instalaciones eléctricas, son algunos ejemplos. Situaciones similares padecen les compañeres que desarrollan tareas en las torres I y II y que afectan a la Dirección General de Cultura y Educación y otras dependencias que allí funcionan. La situación infraestructural de las Escuelas Públicas mereció un capítulo aparte luego de la tragedia de Moreno. En el IOMA también se desarrollaron asambleas durante toda la semana pasada en reclamo por las graves condiciones edilicias. En los últimos días se registraron cortes en los sistemas de refrigeración que imposibilitaron el normal desarrollo de las actividades en medio de la ola de calor.

Comparti