Advierten que el presupuesto 2019 aborda la educación como una “variable de mercado” Charla-debate

0

Así lo indicaron trabajadoras y trabajadores de Educación que participaron de una charla referida al sector en la cual discutieron el alcance de las partidas y la problemática en la que se encuentra la enseñanza a nivel nacional y provincial. Cuestionaron que el proyecto gubernamental pasa por mercantilizar la ciencia, las escuelas y las universidades.

Auxiliares de la educación, docentes provinciales, integrantes de bachilleratos populares, universitarios, trabajadores de casas de altos estudios y científicos de distintos puntos de la provincia fueron parte del encuentro en el marco del acampe en plaza San Martín de La Plata que ATE y la CTA Autónoma bonaerense levantaron tras la movilización del pasado lunes.

La mesa sobre “la situación económica en la provincia” fue coordinada por el secretario adjunto de ATE bonaerense, Carlos Díaz, quien presentó la problemática, los expositores y moderó el debate que se propició luego de la intervención de los presentes.

El primero en tomar la palabra fue el secretario general de Suteba Ensenada, Daniel Rapanelli, quien cuestionó que “la gobernadora habla de negociar con los chicos en las aulas y eso no fue más que un chantaje. Van a fracasar en el intento de limitar el derecho a huelga”.

“Están llevando adelante una política de vaciamiento. Avanzan en la municipalización de las obras lo que responde al presupuesto de ajuste que beneficia a los capitalistas”, indicó. Al tiempo que denunció que “la enseñanza de gestión privada no es pública, laica ni gratuita, sino que es una forma de beneficiar a los mercaderes de la educación y de la iglesia”.

Luego Wilfredo Martínez, dirigente de Udocba, dijo que “hemos confrontado con las autoridades y gracias a todos los que estuvimos dando la lucha no estaríamos viendo el avance en obras de distintas escuelas que se encontraban paralizadas”.

Por su parte, Vanesa Trosero, de ATE Educación, agregó que “tenemos escuelas que aún no han iniciado su actividad por infraestructura, sumado a que la calidad de los alimentos en las escuelas es deplorable”.

“El gobierno pide tiempo, paciencia, pero no hay dinero. Actualmente no se están destinando los fondos necesarios y el presupuesto que nos están presentando implica un ejercicio 2019 a la baja”, sentenció.

El trabajador de ATE-CONICET, Flavio Sives, detalló del estado de la ciencia en el país y ejemplificó que “no hay investigación sin educación pública. Los países más ricos del mundo invierten en educación e investigación mientras que en nuestro país asistimos a un vaciamiento presupuestario. Proponen que la ciencia sea financiada por empresas privadas”.

En tanto, Jimena Romero, trabajadora de la UNQUI organizada en ATE, denunció que “estamos frente a un recorte de 3 mil millones de pesos, y se caen los convenios de asistencia técnica de los cuales depende el trabajo de 7 mil personas”.

“Gran parte de las universidades del conurbano incorporaron en los últimos años a primeras generaciones de estudiantes y graduados en sus familias. Y hoy esas universidades son las que sienten con mayor fuerza el impacto del recorte que las lleva a no poder funcionar, ya que no pueden pagar ni siquiera los servicios”, puntualizó.

Mientras que Patricio Medina, integrante del bachillerato popular “Arbolito” de Avellaneda, explicó que “inauguramos el bachillerato en 2008 y en 2010 tuvimos la primera camada de egresados. Hemos crecido pero hoy tenemos que resistir este presupuesto de ajuste”.

Jésica Salinas, secretaria general de la Junta Interna de ATE Educación en La Plata, denunció que “estamos en contra de este presupuesto porque nos va a transformar la vida a todos. Afecta y empobrece la situación de los sectores populares”.

“No sólo reclamamos condiciones salariales sino también condiciones laborales, lugares seguros para nuestros pibes y nuestros compañeros en todas las escuelas del territorio provincial”, concluyó.

Comparti