ATE Bonaerense se pronunció ante el ataque a la carrera de los trabajadores de los hospitales públicos Área de Salud

0

Es de público conocimiento que la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires votó una ley que deja a enfermeros, bioimágenes e instrumentadores quirúrgicos fuera de la carrera en hospitales públicos de la ciudad, aun cuando hayan cursado licenciaturas, en un claro avance de no reconocerlos como parte del equipo de salud.

Desde el área de Salud del Consejo Directivo de la provincia de Buenos Aires los trabajadores entienden que “esta decisión política es parte del ajuste y el vaciamiento del Sistema Público de Salud que el gobierno de turno viene llevando adelante y que dicha Ley encubre la reforma laboral, apelando a leyes regresivas en materia de derecho laboral,  lo cual se expresa en un presupuesto nacional cada vez menor que habilita la posibilidad de avanzar en la privatización de la Salud Pública en nuestro país a través de la CUS (Cobertura Universal de Salud). Este nuevo intento de avasallamiento por parte del Gobierno de la Ciudad a los derechos de los trabajadorxs, se enmarca en políticas de ajuste en general y desguace del sistema público de salud en particular, y esto, se visualiza en los tres niveles del estado nacional, provincial y local donde claramente el fin es la transferencia de fondos del Estado en manos de las corporaciones de salud privada”.

En tal sentido,desde ATE provincia de Buenos Aires se destacó que “si bien la aprobación de esta ley no debería asombrarnos, teniendo en cuenta que la situación de las y los trabajadores de la salud empeora constantemente, se vulneran derechos sistemáticamente y se profundiza la desigualdad de oportunidades, resulta inadmisible la insensibilidad y la siniestra voluntad del gobierno de atacar al pilar fundamental de un hospital público. A esos profesionales que siempre están y que dejan todo, absolutamente todo en cada jornada laboral, a aquellos que establecen lazos afectivos con los pacientes y que hacen malabares para garantizar lo que debería ser una responsabilidad del Estado, aquellos que inventan insumos cuando no los hay, que siempre intentan dar una respuesta: ellos y ellas, enfermeros y enfermeras”.

En ese sentido, “entendemos que la Ley votada en la legislatura de la ciudad, tiene como objetivo legitimar y consolidar relaciones laborales precarizantes, no reconocer el esfuerzo por la capacitación permanente que realizan los trabajadores de la salud y que esta sea puesta al servicio de las mayorías populares”.

En la misma sintonía, no se puede dejar de mencionar a los instrumentadores quirúrgicos y de bioimagenes, “parte sustancial del equipo de salud, que al igual que el área de enfermería, son profesiones trasversales a la atención de cualquier efector de salud y que solo buscan desvalorizar el trabajo que estas compañeras y compañeros que día tras día eligen poner su profesión al servicio de garantizar el derecho a la salud de la población”.

¿Puede existir alguna duda acerca del nivel humano y profesional de los y las trabajadores de la salud?

“Nosotros entendemos que no, y los hechos así lo demuestran, por lo tanto, desde ATE Provincia de Buenos Aires estaremos al frente de la pelea junto a todos nuestros compañeros y compañeras para exigir: Reconocimiento y Jerarquización de la tarea de Enfermería, Bioimagenes e Instrumentadores, estabilidad laboral y el fin de la precarización.

No vamos a permitir este atropello a la dignidad de las y los trabajadores de la salud, Rechazamos la Cobertura Universal de Salud, por un presupuesto que garantice el derecho al acceso a una salud pública gratuita y de calidad para todxs”.

 

Comparti