Abrazo al hospital Evita Pueblo para denunciar violencia de género y contra el ajuste Berazategui

0

Trabajadoras y trabajadores de la salud, organizaciones sociales y la comunidad local protagonizaron un acto para denunciar violencia de género hacia una residente. Exigieron garantías para trabajar, condiciones dignas, aumento salarial, mayor presupuesto para infraestructura y para insumos

En el marco del paro de 48 horas decretado por los trabajadores de CICOP, y ante la denuncia por un caso de violencia de género hacia una trabajadora residente en el hospital EVITA, ATE y el gremio de los profesionales de la salud convocaron a la realización de un abrazo al nosocomio.

Vanina Rodríguez, prosecretaria gremial de ATE bonaerense, manifestó que “es lamentable que nos tengamos que reunir hoy por un hecho de violencia extrema que sufrió una compañera y esto es producto de la falta de inversión en salud, en políticas públicas. Este gobierno mira para el costado y poco hace por la salud, y su decisión política es vaciar los hospitales”.

Además, cuestionó que “este año contamos con un presupuesto a la baja, y el lunes 5 ingresará el anteproyecto de presupuesto para 2019 en la Legislatura. Ese día nos movilizaremos planteando un presupuesto acorde a lo que se precisa en salud, porque nosotros peleamos por una salud pública y de calidad”.

En tanto, Marta Márquez, vicepresidenta de CICOP, indicó que “estamos reclamando que nos llamen a paritaria para discutir salario y condiciones de trabajo, y tomamos la decisión que este lugar sea el centro de nuestras actividades por lo que ocurrió. Es un hecho gravísimo que se inscribe en el marco de la violencia de género”.

Y agregó: “la compañera víctima de violencia de género es una trabajadora que estaba realizando su trabajo y no funcionaron ninguna de las cosas que venimos reclamando en términos de prevención de violencia institucional, contra la precarización y por la salud laboral”.

Por último, Carlos Acosta, titular de ATE Berazategui, evaluó que “estamos preocupados por la violencia que hay en los centros de salud de la provincia de Buenos Aires. Por eso hacemos este abrazo simbólico junto con distintas organizaciones sociales y políticas”.

“Tenemos voluntad política pero estamos con una guardia destrozada, los quirófanos no tienen equipamiento, nos falta aparatología, nombramiento de personal. También es clave la situación del presupuesto, por eso estaremos parando para decirle a la gobernadora Vidal que con ajuste no hay futuro para nuestros pibes y abuelos”, concluyó.

Comparti