Acampe en el Congreso: El impacto del Presupuesto de ajuste en las provincias

0

La presencia de legisladores provinciales y nacionales, sumada a la de secretarios generales de distintas provincias, le dio contenido a la propuesta de ATE nacional de realizar una mesa debate sobre el impacto del Presupuesto Nacional 2019 en las distintas provincias, teniendo una visión lo más federal posible.
Estuvieron presentes desde ATE bonaerense, el secretario adjunto, Carlos Díaz y la secretaria de Acción Política, Griselda Cavalliere.

El encargado de abrir la charla y uno de los convocantes, fue el secretario general de ATE nacional, Hugo Godoy, quien señaló que: “quienes voten con la mano, con el culo o con la abstención este presupuesto del FMI serán cómplices de un plan criminal sobre el cuerpo social y económico de los argentinos que se descargará sobre las provincias”.

“A los gobernadores les decimos que este presupuesto se descargará como ajuste y tarifazos en todos sus territorios. Severos ajustes sobre las políticas que se aplican en sus territorios, como la salud, la educación y la justicia. Pedimos que no se equivoquen”, indicó, como lo viene haciendo en todas las reuniones que mantiene con distintos referentes políticos.

Para finalizar, se explayó en la idea de: “profundizar el debate y la convocatoria a nuestro pueblo para ganar las calles. La única manera de que una democracia formal no vea restringida la participación es cuando tomamos en nuestras manos las grandes discusiones y las llevamos adelante como pueblo”.

Estuvieron presentes los legisladores provinciales, Patricia Cubría, Guillermo Kane, Walter Abarca, los legiladores nacionales Silvia Orne, Lucía Ponte, el secretario de servicios públicos de la Defensoría del Pueblo bonaerense, Jorge Ruesga. Desde ATE, los secretario generales de Mendoza, Río Negro, Tucumán, Santa Cruz y Concepción del Uruguay.

La compañera Giselda Cavalliere, secretaria de Acción Política de ATE bonaerense, dijo, que: “la intención de armar esta mesa con una visión más federal, es por la necesidad de medir el impacto que va a tener en las provincias este presupuesto. El ajuste para lo que queda del 2018 y todo el 2019 en un 20% lo van a tener que hacer las provincias a través de las quitas de transferencias, de hacerse cargo de los subsidios al transporte y a la energía. Esto va implicar ajuste y traspaso a los usuarios”. Y agregó que: “Las provincias tienen que hacer un doble ajuste. De acá al 2021, según lo firmado por nación y el FMI, las provincias tendrán que tener un superávit del 0.25 del PBI”.

Por su parte, la diputada nacional, Silvia Ornes indicó que: “Repudiamos el presupuesto como lo hacemos siempre, en la calle. Repudiamos esta deuda, que la vamos a pagar los trabajadores y los jubilados”.
El legislador bonaerense por el FIT, Guillermo Kane, dijo que “este acuerdo de emisión cero significa una reducción del valor real del presupuesto. El peso de la deuda se agranda. Es inviable el ajuste que han acordado tanto en la nación como en las provincias. Cualquiera que camine un hospital de la provincia se dará cuenta que cualquier recorte afectará directamente en el magro servicio que se presta”.

Patricia Cubría, legisladora bonaerense del Movimiento Evita dijo que “la bicicleta financiera nos lleva a que tengamos que empobrecernos día a día por culpa de un acuerdo con el FMI.
Walter Abarca, legislador de Unidad Ciudadana de la provincia de Buenos Aires, indicó que: “la deuda provincia es en dólares en un 73%, esto hace que aumente por minuto al ritmo de la moneda. Los pagos de deuda más los intereses, son el segundo ítem del presupuesto, va a ser 10% el presupuesto de producción.

Comparti