Quilmes: Contra el procesamiento de cinco trabajadores municipales Judicialización de la protesta

0

En el día de hoy ATE Quilmes movilizó a las puertas del Juzgado Nº5 donde dos de los cinco trabajadores imputados por cortar la Av. Calchaquí el último 2 de enero declararon ante la justicia. La concentración contó con la presencia y el respaldo del secretario general de ATE bonaerense, Oscar de Isasi y compañeros de Florencio Varela.

La causa que la justicia pretende elevar a juicio oral surge a partir de una denuncia que el gobierno municipal hizo por intermedio del subsecretario de servicios públicos, Pablo Cáceres, donde se pretende mostrar que los trabajadores, en el marco de una protesta por despidos, impidieron la salida de los camiones en la puerta del GIRSU (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos).

Ese 2 de enero, cientos de trabajadores reclamaban por estabilidad laboral y que se garanticen las medidas de seguridad de los camiones que salen a las calles.

Por el solo hecho de reclamar el municipio denunció a cinco trabajadores, de los cuales tres son delegados gremiales de ATE. Néstor Brandán, Diego González, Sergio Grippi, José Torres y Claudia Pallero, son los compañeros procesados a los que se les quiere elevar la causa a juicio oral.

“Estamos en las puertas del Juzgado respaldando a los compañeros, con el agravante que a Patricia Pallero la atropelló un funcionario en las puertas de la municipalidad y que recibió lesiones en la mano comprobadas por la revisión médica y la justicia no interviene en ese sentido”, señaló el secretario general de ATE Quilmes, Claudio Arévalo.

“No vamos a permitir que se judicialice la protesta. El gobierno municipal en vez de defender a sus trabajadores los manda a juicio por el solo hecho de querer mejoras en sus condiciones laborales”, finalizó diciendo Arévalo.

Por su parte, Oscar de Isasi, secretario general de ATE y la CTA Autónoma bonaerense, dijo que: “Rechazamos todas las imputaciones que se vienen haciendo desde el poder político, porque nosotros entendemos que la presión para que se enjuicie a trabajadores viene desde la política local. La justicia es tuerta, reprime trabajadores y judicializa su protesta”.

“Hay una persecución despiadada ante un reclamo justo. Están cesanteando delegados sin importarles la jurisprudencia internacional que prohíbe esto. Vamos hacer todo lo que esté a nuestro alcance en todos los ámbitos. Nos subestiman si piensan que procesándonos vamos a dejar de pelear. Lo cierto es que ATE crece en Quilmes y ATE se sienta en la paritaria municipal”, dijo de Isasi.

 

Comparti