Dos trabajadoras heridas por la explosión de un caño en la Torre 1 de La Plata Las consecuencias del ajuste

0

Los trabajadores del edificio administrativo de 12 y 51 vivieron horas de tensión esta mañana al estallar un conducto de la caldera en el piso 15, donde funciona Personas Jurídicas. ATE viene denunciando, en reiteradas ocasiones, las pésimas condiciones laborales en el lugar.

Luego de la caída de ascensores y sumado a la consternación tras el fallecimiento de dos personas en la escuela 49 de Moreno, los estatales bonaerenses siguen trabajando poniendo en riesgo su vida. Esta vez fue el caso de los empleados dependientes del ministerio de Justicia que se desempeñan en el piso 15 de la Torre 1.

Alrededor de las 9.20 de la mañana estalló un caño por los que corre el líquido de la calefacción. Por ello empezó salir agua hirviendo y hubo dos trabajadoras que resultaron con heridas leves y un estatal tuvo aque salir por las ventanillas de atención al público para no quemarse.

Al respecto, César Baliña, secretario gremial de ATE provincia de Buenos Aires, destacó que “hemos estado con el director de Personas Jurídicas y nos planteó que el año que viene se mudan de este lugar, pero no nos dieron una respuesta acorde a la grave situación que atravesaron los trabajadores”.

“Hubo destrozos de los expedientes y nerviosismo por parte de los trabajadores. Hacemos responsables al gobierno de María Eugenia Vidal, al ministerio de Gobierno y al ministerio de Justicia porque nuestros compañeros delegados han pedido inspecciones en reiteradas ocasiones, han denunciado esta situación sin recibir respuesta. Y no se produjo una tragedia más importante porque el compañero que trabaja debajo de ese caño estaba de licencia”, puntualizó.

Por su parte, Oscar Sánchez, integrante del equipo gremial del CDP de ATE, agregó que “esto demuestra una vez más la desidia del gobierno provincial porque desde hace muchos tiempo venimos denunciando al ministerio de Trabajo por la situación de las torres, la caída de ascensores, problemas de cañerías, sanitarios. Situaciones que ponen en riesgo a los cientos de personas que trabajan en el lugar y las miles que lo transitan a diario”.

Vanesa Cantero, delegada de personas Jurídcas, relató que “frente a lo ocurrido nos tuvimos que autoevacuar porque no teníamos auxilio. Llevamos 10 años presentando las mismas notas en Trabajo, hemos hablado con autoridades, dependemos del ministerio de Justicia y esperamos respuestas. Esta vez, por suerte, había poca gente por el horario y no fue una tragedia mayor”.

“En otra ocasión -recordó- nos hemos inundado, nos tuvimos que ir por invasión de ratas, de murciélagos. Porque los baños se encontraban tapados. Pero pese a cada una de las presentaciones que hemos realizado todo siguió igual”.

Comparti