Encuentro multisectorial por el derecho a la salud y la niñez en el hospital Sor María Ludovica Hacia un Estado popular

0

ATE y CICOP, junto a organizaciones sociales, protagonizaron una jornada de debate en torno a la salud y el Estado en el hospital de Niños de La Plata. Los expositores coincidieron en reclamar más políticas públicas y mejores condiciones de atención, además de evaluar que el problema sanitario está vinculado a las condiciones de vida de la población.

Galería de Fotos en Facebook

La jornada comenzó con la apertura de Eliana Aguirre, delegada de ATE en el hospital de Niños, quien remarcó que “como resultado de un proceso de debate llegamos a este encuentro, discutimos salarios, funciones, falta de insumo, falta de personal. Nuestro desafío es reflexionar y dar un paso para que el acceso al derecho a la salud no lo defendamos sólo los trabajadores estatales, sino en las escuelas y en cada lugar de trabajo”.

“Es necesario que los compañeros podamos dar el debate sobre lo que no queremos sino también decir que tenemos propuestas. Es preciso discutir las necesidad de los que, incluso, no llegan si quiera al sistema público de salud”, indicó.

También tomó la palabra el secretario general de ATE provincia de Buenos Aires, Oscar de Isasi, quien al final de la actividad señaló que “acá se ve mucho recorrido teórico y práctico y siempre es más fácil cuando se parte de un piso de organización como el que hay acá. En esta etapa se nos facilita la resistencia contra el ajuste y marchamos por la sanción de 5 leyes para vivir mejor”.

Por otra parte, planteó que el desafío es que “ahora el debate sea cómo hacemos para que las cosas que decimos que hay que hacer se puedan realizar. No alcanza con desearlo, no alcanza para que cada uno por su lado pelee. Me parece muy importante eso que se ha construido acá, porque no sólo están los trabajadores de salud, de niñez y las organizaciones sociales de la argentina que organizan la pelea cotidianamente. Pero para que sea posible necesitamos unidad y masividad para que nuestra necesidad se haga realidad”.

En tanto, Facundo Villalba, trabajador de ATE en el hospital Alende de Mar del Plata, dijo que “primero tenemos que caracterizar el sistema de salud que tenemos en la Argentina. Si uno ve los porcentajes que se destinan del presupuesto estamos por encima de la media regional, pero se evidencian múltiples inequidades. Esto se debe al sistema de fragmentación que vemos en cada una de las naciones”.

“En promedio hay 4,4 médicos cada mil habitantes en el centro y apenas superior al 2 cada mil en el NOA. Lo que demuestra la falta de igualdad y representa el problema de dónde nos toca nacer. En los pueblos se pagan salarios bajos y los profesionales buscan mayores salarios”, precisó.

Juan Bruno, trabajador de ATE y coordinador de Niñez, Juventud y Territorio en Villa Argüello, dijo que “nosotros trabajamos con poblaciones en donde las ambulancias no entran porque no hay asfalto, nos catalogan como zona peligrosa. Trabajamos desde ese lugar y muchas organizaciones han optado por comprar ambulancias para poder acceder a la salud”.

“Respecto a las salitas, hace tres años que no hay vacunas. Y en Villa Argüello nos estamos empezando a organizar como pueblo. Y le reclamamos al municipio de Berisso que abra los servicios que necesitamos”, advirtió.

Adolfo Aguirre, militante de ATE y dirigente de la UP, expresó que “es un orgullo estar con los compañeros de un hospital que es un lujo por el esfuerzo de las y los trabajadores. La prioridad es la educación y la salud, y unificar la ciudad escondida del gran la plata y del centro”.

“El Estado la única presencia que tiene es la policía, la represión o la vulnerabilidad. Hace muchos años que está en debate el derecho de los chicos, que se da desde que discutimos de las organizaciones del pueblo”, agregó.

Dolores Fusé, integrante del Foro por los derechos de la niñez, la adolescencia y la juventud, manifestó que “se está presentando un proyecto de ley de responsabilidad juvenil que implica un recrudecimiento de las penas”.

“Tenemos un modelo social, político y económico en donde sobramos, La resistencia está acá, en la organización. Uno de los desafíos es llegar a disputar por el aborto legal, seguro y gratuito, y tiene que ver porque nos organizamos”, indicó.

Al tiempo que subrayó que “tenemos que superar la fragmentación y conseguir que las políticas sean articuladas. Desde ATE y desde el Foro planteamos que los servicios de atención locales funcionen en cada una de las salitas”.

Martina Iribarne, trabajadora social e integrante de CICOP, apuntó que “cuando llegan a la guardia de un hospital se demora mucho, pero la propuesta del Ministerio es que elijamos a quiénes atender. Nos quieren poner en situación de elegir quién es o no ciudadano”.

Vanesa Plana, del movimiento Evita, contó que “las promotoras de salud de nuestro movimiento acompañamos todas las peleas que nos permitan enfrentar el ajuste y la mercantilización de la salud. El aumento de la demanda, la falta de respuesta, malos salarios y falta de insumos, la pérdida de trabajo en la economía popular disminuyó su poder adquisitivo y empeoró la situación de la salud”.

Mientras que Lara Guerrero, de Patria Grande, puntualizó que “trabajo en un barrio de Los Hornos donde hay problemas con el consumo de sustancias. Lo importante es que los pibes y las pibas se organicen y sean protagonistas del cambio de rumbo. Floreal Ferrar pensaba a la salud como la solución del conflicto social. La salud es la lucha por resolver un conflicto antagónico, por ende un trabajador que se organiza para luchar por la salud lleva adelante una práctica saludable. Un barrio saludable es un lugar que no se inunde, que tenga plazas, escuelas cerca, promoción de la salud, condiciones de vivienda dignas”.

Gisela Di Dio, del movimiento popular la dignidad, sostuvo que “entendemos la salud de un lugar que es la integridad. Nos preocupa la falta de acceso a la salud, a los servicios públicos, agua potable, comida, vivienda. La perspectiva de nuestro movimiento es de lucha y tenemos unidades de traslado. Le decimos no al FMI y no a la CUS”.

En tanto, Carolina Bohl, de la CCC, remarcó que “los comedores están rebalsados y nuestros pibes están con mal nutrición, y en Berisso y en Ensenada la última lluvia de fines de mayo volvió a poner en evidencia las condiciones en que viven. Perdieron lo poco que tienen”.

Gonzalo Palucci, trabajador de salud y de Libres del Sur, agregó que “el municipio cuenta con 47 centros, pero los que hacen atención primaria son cerca de 40. En materia salarial el municipio de La Plata es uno de los más precarios de la provincia”.

Por último, Marta Márquez, titular de CICOP, concluyó que “saludamos la iniciativa. Pensaba que fue mencionada varias veces a ley de promoción de la niñez que lleva años. Falta un montón para que estén asegurados todos los derechos y llevamos tiempo de lucha para que la letra muerta se active en pos de la salud”.

Entre los presentes estuvieron dirigentes de ATE, organizaciones gremiales, políticas y sociales. Oscar De Isasi, Vanina Rodríguez, Maria José Castesana, María Luna, Emiliano Hueravilo, Daniela García, Yanina Grismau, Ricardo Berenguer, Patricia Rivadolla, Daniel Godoy, Marta Márquez, Juan Murgia, Pablo Maciel, Marta Vedio, Diego Fernández Camillo, Santiago Fontela, Rosario Hasperué, Leonardo Vásquez y Oscar Sánchez, entre otros.

Comparti