ATE Bonaerense gritó #niunamenos una vez más 3 de Junio

0

Como todos los años ATE provincia de Buenos Aires, acompañó la movilización de mujeres, queesta vez, desde Plaza de Mayo hasta el Congreso Nacional, al grito de “Ni una menos, vivas, libres, con trabajo y desendeudadas nos queremos”, llenó la plaza del Congreso Nacional para exigir, entre otras cosas que cesen los femicidios y la violencia y que se despenalice y legalice el aborto seguro y gratuito en hospitales públicos.

Ni el frío, ni la lluvia pudieron contener a la marea de mujeres que desde Avenida de Mayo se acercó a lucha por sus derechos en una tarde, noche; en la cual miles de mujeres nuevamente colmaron las calles.

Durante la movilización, la directora del Departamento de Género de ATE provincia de Buenos Aires, Yanina Grismau, comentó que “estamos convocadas este 4 de junio, en el marco del 3 de junio, #niunamenos, nuestro punto de encuentro es  Diagonal Norte y Florida y desde allí encolumnamos con  las compañeras de nuestra CTA Autónoma Nacional, de ATE y de la CTA A bonaerense y de la Capital Federal. Nos convocamos en esta calle para poder gritar juntas ni una menos, libres, desendeudadas y con trabajo nos queremos y plantear que necesitamos y exigimos al Gobierno Nacional y Provincial de María Eugenia Vidal, verdaderas políticas públicas que aborden, que contengan y acompañen la problemática que sufrimos las mujeres en contextos de violencia, así sean laborales o familiares. Necesitamos la declaración de emergencia ya, y no solo la declaración de emergencia, sino un verdadero presupuesto que pueda acompañar.”.

“Hay achicamiento, hay mujeres despedidas en la provincia de Buenos Aires, compañeras trabajadoras que atienden la línea 144. Le exigimos a la gobernadora Vidal, que deje de hacer campaña con la temática de género y que verdaderamente como mujer implemente políticas públicas y presupuesto y que no corte y achique por el hilo más fino, que no achique por las trabajadoras y mucho menos en las temáticas y áreas de género, donde necesitamos verdaderamente este sistema, este acompañamiento y estos equipos interdisciplinarios que atiendan la emergencia que pasan las mujeres en situaciones de violencia”, sostuvo la dirigente.

A su vez, la directora de género de la CTA Autónoma de la provincia de Buenos Aires, Liliana Gómez, afirmó que “estamos viviendo un día muy especial, porque una de las cuestiones que venimos a plantear es que necesitamos que se sancione la ley de aborto legal, seguro y gratuito, porque es un deuda que tiene el Estado con nosotros, hace 35 año que se viene peleando por la despenalización del aborto”.

“También estamos con las compañeras que están peleando por el cupo laboral trans, y que se termine con la trata de personas. En la plata hace 10 meses que desapareció Yahana Ramallo y al dia de hoy no sabemos nada”, destacó.

Con respecto a la movilización, la secretaria de organización de ATE Nacional, Silvia León, resaltó que “una nueva fecha nos junta, esta vez el ni una menos, las mujeres en la calle clamamos que nos queremos con vida, pero que también nos queremos libres, nos queremos con trabajo, sin despidos y desendeudadas, porque el nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, nos afecta y nos embarga el presente y el futuro y nos afecta muy particularmente a las mujeres y las jóvenes generaciones. Entonces hoy en la calle nos expresamos nuevamente con esta marea feminista que no para de crecer que la verdad que nos tiene a todas las mujeres muy conmovidas, la insurgencia de las jóvenes que se organizan en los colegios secundarios, en las universidades”.

Con respecto a la fecha que se conmemora internacionalmente, la dirigente destacó el hecho de que “las jóvenes de Chile que tienen las universidades tomadas, diciendo que ya no vamos a tolerar, como tal vez generaciones anteriores sí lo hicieron, la violencia de género, el acoso permanente que las mujeres padecemos en los lugares de estudio y en los lugares de trabajo, y por eso para nosotras nos sentimos profundamente conmovidas y entusiasmadas y nos hierve la sangre cada vez que estamos en la calle, porque vemos a las niñas y a las jóvenes de las nuevas generaciones que son la esperanza de transformar este modelo patriarcal y este modelo machista”.

 

Comparti