Mañana de debate sobre la problemática de los organismos técnicos en la carpa 4 día de acampe nacional

0

Trabajadores del INTI, SENASA y Agricultura Familiar, llevaron a cabo exposiciones y debates sobre la situación de los organismos técnicos nacionales en la mañana del cuarto día de acampe frente al Congreso Nacional. Luego de la Conferencia de Prensa que más temprano llevaron a cabo los trabajadores de FANAZUL, con la presencia de los trabajadores de la Fábrica Militar que llegaron desde la ciudad de Azul para compartir  con los medios y los trabajadores la situación del conflicto, los trabajadores de los organismos nacionales técnicos emparentados con la agricultura se dieron turno para debatir e informar los conflictos que atraviesan al sector.

SENASA:

De la mesa debate participaron trabajadores de Capital Federal y de Provincia de Buenos Aires, acompañados por la secretaria de organización nacional, Silvia León, el secretario general de ATE Provincia de Buenos Aires, Oscar de Isasi y el coordinador nacional del sector, Jorge Ravetti. Durante la exposición los trabajadores explicaron la etapa del conflicto que llevan adelante. Al respecto, la delegada de ATE Capital Laura  Schweid, destacó que “el 29 de diciembre nos enteramos que teníamos 130 despedidos. Tenemos una mesa de negociación abierta a raíz de la toma del edificio. Además estamos todos atravesados por el tema salarial. Específicamente en SENASA nosotros cuidamos la salud de lo que comemos y bebemos, por explicarlo de alguna manera y creemos que además de que no podemos delegar una función tan importante en los privados, no podemos retroceder ni un paso porque si los compañeros se quedan sin funciones, también se van a queda sin trabajo”, además agregó que “en el país se están cerrando oficinas locales y edificios enteros”.

En este sentido, el coordinador de la mesa nacional de SENASA, Jorge Ravetti sostuvo que “todavía quedan 70 compañeros en la calle y hay una ámbito donde esto se está peleando. Pero nos preocupa mucho una situación que se da porque para este gobierno la más maravillosa música son aquellos que le llevan planes ajustadores a mansalva. Y en este caso, esa música, se la están llevando compañeros de hace muchos años en el organismo”.

“SENASA tiene establecimientos frigoríficos ciclo 1, 2 y 3, que corresponden en líneas generales a Faena, elaboración y depósitos. Todos los controles los viene cumpliendo el personal de SENASA, pero estos ideólogos presentan un plan de Directores Técnicos, que tiene que pagar la empresa, y que por lo tanto son privados  para reemplazar con ellos el servicio de inspección del Organismo”, subrayó, al tiempo que continuó que “esto preocupa por dos cosas: desde el punto de vista sanitario es una barbaridad que por ajustar se deleguen funciones tan vitales para el consumo interno de alimentos, desde el punto de vista de los compañeros van a quedar casi 1 mil compañeros sin funciones”.

En relación a esto último, secretario general adjunto de la seccional Ezeiza, Gustavo Montiveros, afirmó que “Cuando nos enteramos de la decisión unilateral de despedir trabajadores en procesos y de formas muy irregulares, en la provincia de Buenos Aires, impulsamos acciones que mostraron muy fuertemente el problema sanitario y el riesgo que íbamos a tener”. 

Al finalizar la exposición se llevó a cabo un debate y un intercambio entre los trabajadores y los asistentes para dar cierre a la actividad con la intervención de la secretaria de organización nacional, Silvia León, quien aseguró que “es un lujo poder estar con compañeros y compañeras trabajadores del Estado de los distintos lugares debatiendo y aprendiendo. La función del SENASA tiene que ver con la soberanía alimentaria, y muchas veces es tercerizada y que es vital para nuestro pueblo”.

INTI

Los trabajadores del INTI también tuvieron su lugar en el cuarto día de acampe frente al Congreso Nacional en una charla que adelantó la situación de conflicto que más de 70 que vienen llevando adelante la Junta Interna de delegados del organismo técnico, con permanencias, movilizaciones y conferencias,

En este sentido, el secretario general de la Junta Interna del INTI, Francisco “Pacho” Dollman, hizo una cronología del conflicto desde los despidos hasta la fecha y comentó que “ante los despidos que recordaban la peor época de nuestra historia empezamos una permanencia que duró casi 70 días. Las primeras dos semanas las autoridades decidieron cerrar la institución por el conflicto gremial. Igualmente teníamos un antecedente en el que también habían hecho lo mismo”.

“A partir del 29 de enero, tuvimos dos semanas de Knockout patronal. En esas dos semanas intentaron desalojarnos y acusarnos de cualquier cosa. La justicia no les dio la razón, determinó que éramos un conjunto de trabajadores que en forma pacífica estaban peleando por sus derechos”, resaltó Dollman.

En la mesa, estuvo presente Giselle Santana, secretaria gremial de la misma Junta Interna quien informó que paralelamente en el congreso se comenzó a tratar en la Comisión de energía el proyecto de emergencia laboral del INTI, que retrotraería los despidos de los trabajadores y se retiró para participar del debate en el Congreso Nacional.

Los delegados despedidos de ATE también hicieron uso de la palabra, y sostuvieron que “los despidos fueron una persecución política a afiliados y a delegados. Junto con un vaciamiento del Instituto que es parte de desindustrializar el país. Este es el primer paso de un ajuste que lo que busca es desmantelar un instituto que lo que hace es industrializado el país”.

“Este conflicto nos enseñó muchísimas cosas. Tuvimos una estrategia comunicación al muy importante y por eso llegamos hasta este punto. Por eso, logramos que se instale el conflicto a nivel nacional”, resaltó otro compañero despedido.

Agricultura familiar

Luego del INTI tuvo su lugar la subsecretaria de agricultura familiar, una dependencia del Ministerio de Agroindustria de la Nación; que se ocupa de la agricultura familiar, campesina e indígena del país, que nuclea a los pequeños productores, colonos, campesinos, que conforman el 70 por ciento de los alimentos frescos que llegan a todos los hogares del país.

Un grupo de trabajadores delegados Chaco, Formosa, La Pampa y Catamarca, que conforman además la Mesa Nacional del sector, explicaron quiénes son, qué hacen y la situación en la que están.

Abrió la charla con un PowerPoint explicativo Melina Zocchi, de Catamarca quien recalcó que “en agricultura familiar no sobra nadie como no sobra nadie en el estado”.

“Somos quienes trabajamos con pequeños productores, campesinos, e indígenas: ese sector es el responsable de la producción del 70 por ciento de los alimentos que llegan a todos nosotros”, continuó.

Luego Marcelo Marcilli tomó la palabra para y destacó que “se trata de un sector altamente organizado. Tenemos relevado unas 4 mil organizaciones campesinas e indígenas, estamos trabajando precarizados y no solamente atendemos cuestiones técnico productivas si no también prestamos un apoyo al sector productivo. Son más de 1 mil técnicos que están distribuidos por todo el territorio nacional”.

“Trabajar con la agricultura familiar, campesina e indígena, no es algo que solamente se aprende en la Facultad. Hay un encuentro de saber constante”, continuó Melina Zocchi.

Marcelo Rueste, de Chaco recalcó que “nuestra actividad necesita permanente financiamiento, y es lo que veníamos peleando desde siempre, contar con esas herramientas y condiciones dignas. Nuestra ley se votó, reconoce la agricultura familiar pero sin dotación de presupuesto. Nosotros no tenemos un presupuesto asignado. Cuando tenemos un proyecto trabajamos con presupuestos de otros organismos. Y en la mayoría de los casos no hay oficinas físicas en los lugares”.

Finalmente Luciano  Gonzalez de La Pampa, agregó que “estamos viviendo un cuadro de vaciamiento presupuestario y de despidos hormigas. Muchos compañeros precarizados y contratados. Lo que está pasando en SENASA está íntimamente ligado a lo que pasa en la agricultura familiar”.

Comparti