En unidad contra el ajusteEstatales marcharon a la gobernación por la apertura de paritarias

0

Reclamaron que las discusiones salariales no tengan techo. Además cuestionaron el desfinanciamiento del IOMA y del IPS, el cese de los despidos y exigen el pase a planta permanente de los trabajadores precarizados.

ATE cumplió el segundo día de paro con una movilización frente a la casa de gobierno con el acompañamiento de estatales de toda la provincia, nacionales además de profesionales de la salud (CICOP), judiciales (AJB), docentes (SUTEBA) y organizaciones de la CTA Autónoma.

Ante unos 8 mil trabajadores que concurrieron a plaza San Martín, tras concentrarse en 7 y 44, el titular de ATE provincia de Buenos Aires y de la CTA Autónoma, Oscar de Isasi, cuestionó que “Vidal nos dice que viene a transparentar la administración pública, pero sin embargo el IOMA está suspendiendo prestaciones porque sus recursos son usados como caja política. Exigimos el reestablecimiento de las prestaciones del IOMA y llamamos a reforzar un camino de lucha para que la obra social esté en manos de los trabajadores”.

Por otra parte, remarcó que “vamos a defender nuestra caja previsional, el IPS, porque es un verso que tenga déficit. El déficit es provocado por el gobierno porque detrás está el negocio privado y la baja de las jubilaciones. Le decimos que no queremos la armonización, decimos que los trabajadores queremos conducir el IPS”.

A su vez, agregó que “quiero repudiar los dichos de la gobernadora Vidal que en la Legislatura quiso hacer cargo a los docentes y los estatales de la crisis del modelo educativo. Decimos que los únicos responsables son el gobierno nacional y el provincial. El nacional porque no abre la paritaria docente nacional y el provincial porque desfinancia la política educativa en los presupuestos”.

De Isasi valoró “el gran paro y movilización, cuando sabemos de la amenaza de un gobierno cobarde que intenta disciplinarnos con descuentos. Hoy, en el segundo día de paro, podemos decir que el paro es contundente en las escuelas, hospitales y en la administración pública”.

Luego advirtió que “queremos la inmediata apertura de todas las paritarias. Porque el gobierno sólo ha abierto la negociación docente, donde exigimos que hagan una oferta que recupere el poder adquisitivo. Y queremos que también se abra la paritaria de la ley 10.430, que engloba a auxiliares de educación, enfermeros, operadores de niñez y administrativos; la de la ley 10.471, que abarca a los profesionales de la salud y la paritaria de los trabajadores judiciales que también son empleados del Estado”.

“Seguimos plantando el taco por los compañeros que perdieron sus trabajos. Y pedimos el fin de los despidos y la reincorporación de los despedidos como los del Hospital Posadas, trabajadores de FANAZUL y de los compañeros de la UEP”, enfatizó.

Y adelantó que “vamos a pelear hasta que la resolución 2066 vuelva a estar en vigencia porque dignifica la tarea de los trabajadores auxiliares de educación. En salud le decimos no a la CUS, verdadero negocio de la privatización”.

Godoy: “La posibilidad de pelear juntos refuerza la unidad”

El acto lo cerró el secretario general de ATE nacional, Hugo Godoy, quien le habló a los compañeros de FANAZUL: “Les decimos que el pueblo tiene dignidad y este sindicato tiene orgullo de los trabajadores y trabajadoras que lo componen. Así como hoy estamos junto a ustedes en la carpa en Azul, en Río Turbio estamos defendiendo la mina, en el INTI haciendo permanencia y en el Posadas peleando por la fuente laboral”.

Y recordó que “a lo largo de nuestra historia, de nuestro gremio y de la clase trabajadora hay ejemplos que demuestran que en momentos de fuertes derrotas podemos sacar fuerzas para construir victorias de dignidad. En 1987 intentaron cerrar el Astillero Río Santiago pero los trabajadores tomaron la fábrica y torcieron el brazo. Pocos años después, en 1991, quisieron cerrarlo y lo ocuparon militarmente con el grupo Albatros, el mismo que mató a Rafael Nahuel en la patagonia. Allí estuvimos acumulando fuerzas con la comunidad y fuimos a pecho descubierto a desalojar a los que con infamia ocupaban el Astillero. Los desalojamos, frenamos el cierre y hoy sigue abierto”.

En tanto, Godoy subrayó: “Quiero decirles a los compañeros de Suteba de las distintas seccionales, a los compañeros de CICOP, la AJB, los jubilados y las organizaciones sociales que la posibilidad de pelear juntos refuerza la unidad y remarca el camino de construcción”.

“Hay quienes se unen para bancar al gobierno en la OIT y para respaldarlo en el proyecto de reforma laboral. Pero hay otros dirigentes que no tenemos carpetazos, como todos los que estamos acá. No hay dirigentes empresarios hoy acá, hay trabajadores dignos que con nuestros derechos enarbolados peleamos por una sociedad más justa”, indicó.

Finalmente, evaluó que “el paro nacional que se está gestando en cada una de las asambleas, en cada acto donde hay trabajadores responde a la perspectiva de nuestra clase trabajadora. En este camino como ayer estuvimos frente al Palacio Pizzurno, hoy estamos aquí frente a la Gobernación, y el día 8 de marzo vamos a estar en el gran paro de mujeres”.

Mientras que advirtió que “si el gobierno cree que amenazando con descuentos nos va a amedrentar o persiguiendo a los militantes sindicales, como en el caso de los delegados del INTI donde mandaron a bandas de delincuentes a robar las casas de Giselle y Pancho, están equivocados. Nosotros nos hemos sobrepuesto, incluso, a la dictadura”.

Más voces

Juan Cacace, trabajadores y delegado de ATE FANAZUL, dijo durante el acto que “le estamos demostrando a este gobierno que los trabajadores no estamos arrodillados. En lugar de cambiemos deberían llamarse ajustemos. En FANAZUL cerraron una fábrica que estaba funcionando con el argumento de que era improductiva y las 220 familias que estamos en la calle no tenemos dónde trabajar. Pero lejos de rendirnos seguimos con la lucha”.

Por su parte, Fernando Corsiglia, presidente de CICOP, consideró que “entendemos que la unidad es el camino y esa es la mejor forma de enfrentar al gobierno. Estamos aquí para reclamar la reapertura de la paritaria de todos los sectores y de los profesionales de salud, porque la crisis en los centros de salud adquiere tintes dramáticos cuando está comprometida la atención de millones de bonaerenses”.

Pablo Abramovich, secretario general de la AJB, comentó que “hicimos un congreso de nuestro gremio y analizamos que para la gobernadora Vidal y el presidente Macri este 2018, previo al año electoral, es un año de ajuste y por eso hablan de un 15 por ciento para salarios cuando la inflación estará por encima del 20 por ciento”.

Comparti