ATE Bonaerense rechaza la “armonización” del IPS

0

En el marco de las declaraciones trascendidas del presidente del Instituto de Previsión Social, Christian Gribaudo, respecto a la reforma de la caja previsional de los trabajadores de la provincia de Buenos Aires, ATE provincia de Buenos Aires reitera su unánime rechazo a la reforma del IPS, o la llamada “armonización”, de la caja previsional con la nacional.
Al respecto el secretario general adjunto de ATE Provincia de Buenos Aires, Carlos Díaz entiende que “la reforma impulsada por el gobierno provincial, en connivencia con el gobierno nacional y las recomendaciones de Fondo Monetario Internacional (FMI), es altamente perjudicial para el conjunto de los trabajadores bonaerenses ya que sube la edad de los trabajadores jubilables, aumenta la cantidad de años de aportes y disminuye el porcentaje de haber que cobran al retiro los trabajadores, como así también el haber resultante del cálculo jubilatorio. Además elimina la garantía estatal”.
En ese marco, ATE provincia de Buenos Aires convocó a los 60 secretarios generales de sus seccionales bonaerenses en la ciudad de Azul, este lunes a las 12.00, donde los trabajadores de Fabricaciones militares se encuentran acampando en la plaza de la ciudad reclamando por la reapertura, para discutir y ratificar con el conjunto de los secretarios generales el plan de lucha contra el ajuste por los despidos, por el llamado a paritarias.
“Desde ATE provincia de Buenos Aires y la CTA Autónoma bonaerense, rechazamos una vez más la envestida del gobierno de María Eugenia Vidal en su intención de reformar el IPS “armonizándolo”, con el sistema nacional tal cual lo exige el presidente Mauricio Macri, por mandato del Fondo Monetario Internacional, luego del espurio pacto firmado con los Gobernadores y afirmamos que si insiste en llevarla a cabo, en unidad con las organizaciones de la provincia de Buenos Aires, llevaremos a cabo un pal de acción dispuestos a resistirla”.
En relación a esto último, el dirigente llamó a “la unidad  de todas las organizaciones sindicales, sociales y políticas del campo popular, a resistir esta nueva muestra del ajuste que el gobierno pretende descargar en la clase trabajadora”.

Comparti