La histórica Jornada de Lucha estatal culminó en el Ministerio de Defensa

0

La multitudinaria caravana que partió de la ciudad de Azul, paso por la Autopista RIcchieri en apoyo a los trabajadores de SENASA despedidos y confluyendo con las seccionales y los trabajadores de la ciudad de La Plata, y en repudio a todos los despidos estatales que se están viviendo en todos los estamentos de la provincia de Buenos Aires y continuó luego de 300 kilómetros por la Autopista Ricchieri, desembocó en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el Ministerio de Defensa, sumándose trabajadores de otras Fábricas Militares, de la Junta Interna del Ministerio de Defensa.

Durante la extensa jornada de lucha, que estuvo marcada por la presencia y la lucha conjunta de los trabajadores del estado Nacional, Provincial y Municipal, el secretario general adjunto de ATE provincia de Buenos Aires, Carlos Díaz destacó que “protagonizamos una magnifica jornada de lucha de la provincia de Buenos Aires, que arrancó muy temprano a la mañana saliendo desde la ciudad de Azul, desde la ciudad de La Plata, desde Ezeiza, para terminar en el Ministerio de Defensa Nacional reclamamos un Estado al servicio del pueblo”

En este sentido, aseguró que “rechazamos los mega decretos del presidente Macri que ponen fundamentalmente en riesgo la soberanía nacional y la soberanía alimentaria a toda la población en nuestro país, y en la provincia de Buenos Aires, reclamándole a la Gobernadora María Eugenia Vidal la convocatoria a negociaciones paritarias, su intervención en el conflicto por la reapertura de FANAZUL, que hasta ahora no ha dicho una sola palabra sobre esta gravísima situación que deja en el centro de la provincia de Buenos Aires a más de 300 familias en la calle, y reclamando la reincorporación de los trabajadores despedidos en los organismos provinciales, como lo son la Unidad Ejecutora Provincial, el Centro de Protección a la Víctima, la subsecretaria de Acción Cooperativa, Registro de las Personas el propio Ministerio de Trabajo, entre otros organismos”.

“Estamos demostrando en el inicio de este 2018, que no nos vamos a poner de rodillas, que vamos a pelear en las calles y que vamos a estar en las negociaciones colectivas peleando por nuestros derechos y por eso, encomendamos al presidente de la Nación, Mauricio Macri y a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal que se avengan al diálogo con los trabajadores porque este es el inicio de la rebelión de los estatales como lo demostramos en las masivas jornadas del mes de diciembre rechazando la reforma previsional, la reforma laboral y la reforma tributaria, y todas aquellas que pretenden modificar estructuralmente el Estado Argentino”, intimó el dirigente.

Al cierre del acto, el secretario gremial y encargado de coordinar a los trabajadores nacionales de la provincia de Buenos Aires, Cesar Baliña hizo uso de la palabra y destacó que “yo me quiero detener en que hoy hemos visto una demostración de pelea y de cómo el poder quiere romper la pelea y la organización. El despliegue de las fuerzas de seguridad de hoy es para amedrentar, y ese amedrentamiento nosotros lo estamos rompiendo hoy con esta demostración de unidad que estamos viendo, y con todas las demostraciones de unidad que practicamos en la calle”.

Comparti