ATE DENUNCIAEl Servicio Penitenciario avanza en el Organismo de Niñez

0

Lxs trabajadorxs de Niñez organizadxs en la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) denunciamos, repudiamos y rechazamos que personal del Servicio Penitenciario trabaje con niñxs, adolescentes y/o jóvenes.

La Directora del Organismo de Niñez y Adolescencia bonaerense, Pilar Molina, habilitó el ingreso de personal del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) a cumplir tareas y funciones dentro de las instituciones, acrecrecentando la política represiva de derechos. 

Las políticas de ajuste y vaciamiento en el área estatal de Niñez y Adolescencia que ya se venían expresando en gobiernos anteriores, se han agudizado por el actual gobierno en la provincia de Buenos Aires.

El ajuste económico presupuestario profundizado por la gobernadora María Eugenia Vidal en el área en particular, la falta de designación de personal en niñez, las condiciones precarias de contratación y laborales dentro del sector, las malas condiciones edilicias de las instituciones tanto para el alojamiento de lxs niñxs como para el desarrollo de las tareas de lxs trabajadorxs, el sobrecupo y hacinamiento, el desinterés de la gestión por satisfacer los derechos integrales de lxs niñxs y jóvenes detenidos o contenidos dentro del Organismo de Niñez, acrecienta el clima de insatisfacción y de reclamo por parte de niñxs y trabajadorx.

En ese contexto, se ha anunciado desde la gestión que unos 80 trabajadores del SPB van a llegar a niñez partir del 1 de diciembre a cubrir puestos en los centros cerrados del predio de Abasto. Desconocemos específicamente que tareas cumplirán, pero ninguna de las tareas específicas en el área de Niñez se corresponde con la formación ni con el perfil del personal del Servicio Penitenciario.

Una historia para tener presente

Hemos luchado y trabajado durante años para empezar a desterrar las prácticas carcelarias de las instituciones de niñez. Mucho sacrificio ha sido necesario para obtener las leyes de niñez (13298 y complementaria 13634). Aún hoy seguimos peleando para que éstas se apliquen en su totalidad, con politicas, recursos y personal suficiente. No queremos a volver atrás en el tiempo, a la historia trágica de los institutos, que lxs trabajadorxs recordamos dolorosamente.

Este ensayo, propuesto como novedad por el gobierno “del cambio” ya fue implementado entre el los años 1988 al 1989 en la gobernación de Cafiero y entre los años 1993 y 1994 durante el gobierno de Duhalde. Es necesario recordar que la presencia del Servicio Penitenciario en niñez fracasó ya en aquella época, dado que el endurecimiento de las políticas represivas hacia los jóvenes trajo aparejados innumerables protestas, incendios, revueltas, motines y muerte de jóvenes en los institutos. Fruto de esa política, en el marco de un motín ocurrido en el penal Alfaro II, se ordenó el ingreso de la policía con orden de reprimir. Esa jornada trágica arrojó la muerte del joven Carlos Ibarra, en recuerdo del cual hoy lleva su nombra una institución cerrada de Abasto.

Personal destinado a atender adolescentes y/o jóvenes que responde a otro tipo de institución

Los 80 penitenciarios que se incorporan es personal genuino del Servicio Penitenciario. Personal que fuera seleccionado con criterios por demás adversos a los requeridos en las evaluaciones del Organismo de Niñez, y que a su vez se estuvo desempeñando en tareas muy alejadas de las prácticas necesarias a la hora de promover y proteger derechos.
Una locura.

El derecho asiste nuestro rechazo.

La constitución nacional establece en su Art 14 bis el derecho de “a Igual tarea igual remuneración”. Desde el arranque, este derecho quedaría vulnerado en la confusión de los trabajadores de Niñez con los del SPB en las tareas diarias.
Las leyes de Niñez son claras al igual que los principios emanados de la Convención de los Derechos del/la Niñx y las Reglas de Beijing.

En tanto, las Reglas de las Naciones Unidas para la protección de Menores Privados de la Libertad, en particular el punto 82, establece que “La administración deberá seleccionar y contratar cuidadosamente al personal de todas las clases y categorías, por cuanto la buena marcha de los centros de detención depende de su integridad, actitud humanitaria, capacidad y competencia profesional para tratar con menores, así como de sus dotes personales para el trabajo.”

Queda a las claras que la gestión no prioriza una cuidadosa contratación del personal para la niñez y adolescencia. Sin entrar en la competencia profesional que puedan tener los penitenciarios para trabajar con niñxs.

Todas normas pasadas por alto en el apuro de llenar los baches con presencia de personal que amedrente el reclamo de lxs jóvenes y lxs trabajadorxs.

Desde ATE decimos que

Queremos designación de Operadorxs de Niñez, Trabajadorxs Sociales, Psicólogxs, Abogadxs, Enfermerxs, Médicxs, Docentes, Talleristas, Administrativxs, personal de Servicios. 
NO personal Penitenciario

• Queremos el pase a planta permanente de TODXS lxs trabajadorxs de Niñez precarizadxs, temporarixs, provisionales y contratadxs
• Queremos condiciones laborales y edilicias dignas para nosotrxs y para lxs NNAyJ
• Queremos el aumento de las bonificaciones por tarea especial
• Queremos que los 30 trabajadorxs que hace más de seis meses cumplen tareas y no cobran, lo hagan de manera urgente
• Queremos capacitación en servicio específica de niñez en el ingreso y en toda la carrera
• Queremos concursos de Cargos

NO A LA MILITARIZACIÓN DE NIÑEZ
NO A LA BAJA DE LA EDAD DE PUNIBILIDAD

Comparti