ATE y la CTA-A, junto a otras organizaciones de trabajadores y de derechos humanos, denunciaron al gobierno de Mauricio MacriFuerte denuncia ante la CIDH por violaciones de derechos laborales en Argentina

0

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos realizó esta mañana una audiencia en la capital uruguaya para analizar violaciones de derechos laborales en Argentina, en el marco de una denuncia impulsada por la Asociación de Abogadas y Abogados Laboralistas y el Centro de Estudios Legales y Sociales.

10936_6190Al finalizar la jornada, Matías Cremonte, presidente de la AAL, señaló que  “fue realmente positiva porque todos los actores sociales que denunciamos la situación de Argentina pudimos expresar muy claramente los 4 ejes que traíamos: el ataque a los abogados laboralistas, el ataque a la independencia de la justicia del trabajo, el ataque a la autonomía sindical, y la criminalización de la actividad gremial, entendiendo que tras esos ataques lo que hay es una campaña, una política de Estado tendiente a debilitar la representación de los trabajadores”

Además Cremonte, que también es Director del Departamento Jurídico de la Asociación Trabajadores del Estado, valoró que “Los comisionados y la Relatora Para los Derechos Económicos, Sociales y Culturales expresaron que lo que les preocupa de esta cuestión es que se ve alterado el principio de ´no regresividad´ en derechos sociales, y que hayan marcado eso habla de una nueva perspectiva de la CIDH, que evidentemente incorpora los derechos laborales dentro de la agenda de los derechos humanos, por eso fue muy auspiciosa la audiencia”.

El encuentro con los representantes del órgano de la Organización de Estados Americanos –OEA- se desarrolló en el Palacio Legislativo de Uruguay, en el marco del 165º período de sesiones de la CIDH, en una semana de encuentros en la que se analizan distintos casos de los países de la región.

La demanda original fue presentada contra el Gobierno y contra el Presidente de la Nación por su cruzada contra “la justicia del trabajo y los sindicatos, destinada a estigmatizar, desacreditar y criminalizar la labor de los defensores de Derechos Humanos y a quebrantar la independencia del Poder Judicial”.

Diego Morales, del CELS, explicó que el objetivo central era “plantearle a la Comisión Interamericana lo que  está sucediendo en Argentina en relación a la persecución de jueces y sobre todo de referentes y actores sindicales, las intervenciones a sindicatos, la criminalización de dirigentes, que se suma a la situación de los abogados laboralistas, que somos calificados gratuitamente como mafias; o la persecución de jueces por el contenido de sus sentencias”.

Por su parte, el Secretario General del Consejo Directivo Nacional de ATE, Hugo Cachorro Godoy, destacó que se trató de una sesión “muy importante porque instaló un ámbito de denuncia de las sistemáticas violaciones de los derechos de los trabajadores que se vienen dando en los últimos dos años por parte de la política del presidente Macri”. Además, Godoy destacó la participación de los distintos sectores del trabajo de nuestro país: “Que hayamos estado juntos la CTA de los Trabajadores, la CTA Autónoma y la Corriente Federal de la CGT, en un momento en el que el gobierno intenta aplicar una reforma laboral en unidad con algunos dirigentes sindicales que terminan siendo funcionales, sino cómplices, de la política gubernamental, es algo muy importante, porque la actitud del gobierno es la de perseguir a los trabajadores, despedirlos, bajarnos los sueldos, denunciar nuestros convenios colectivos, respaldar a las empresas para que no cumplan los convenios, como en el caso de los Visitadores Médicos, con los empresarios de medicamentos; o el no reconocimiento de las autoridades electas democráticamente como en el caso de los trabajadores de la Federación Aceitera en Rosario, o como el caso de los trabajadores del Sindicato Azucarero de Ledesma, en Jujuy; más la intervención sobre algunos sindicatos como Judiciales en Mendoza, o el sindicato de Jerárquicos de Azucareros de Tucumán”.

Por último, el titular de ATE Nacional aseguró que “frente a esta embestida gubernamental los trabajadores no solo resistimos en la calle y en nuestros lugares de trabajo y fortalecemos la unidad de lo que estamos dispuestos a luchar contra este modelo que lo único que busca es maniatar a los trabajadores para transferir riquezas de los que menos tenemos hacia los sectores más concentrados de la economía, favoreciendo a los grupos empresariales, particularmente los trasnacionales, sino que también somos capaces de generar espacios de unidad en foros internacionales donde el gobierno tiene que venir a dar respuesta a estas denuncias”.

Comparti