ATE repudia la supresión del Consejo Nacional de las Mujeres

0

Por decreto, el Gobierno tomó una medida que demuestra una “clara indiferencia hacia las políticas de género”.

El Consejo Directivo Nacional de ATE lanzó un comunicado en el que repudia la supresión del Consejo Nacional de las Mujeres, que dependía de Nación, y su traslado como Instituto a la órbita de Desarrollo Social. La medida se tomó por decreto y expresa el aisalamiento y desjerarquización de un instrumento de las políticas públicas de género. Ante esto, ATE convoca a las organizaciones a repudiar este hecho en el Encuentro Nacional de Mujeres y en el Paro de mujeres del 25 de noviembre.

Continuación, el documento completo:

Comunicación ante la creación del Instituto Nacional de Mujeres

El Consejo Directivo Nacional de ATE lanzó un comunicado firmado por su secretario General, Hugo Godoy; la secretaria de Organización, Silvia León y la Directora de Género, Marta Galante, en el que repudia la supresión del Consejo Nacional de las Mujeres, que dependía de Nación, y su traslado como Instituto a la órbita de Desarrollo Social. La medida se tomó por decreto y expresa el aisalamiento y desjerarquización de un instrumento clave de las políticas públicas de género. Ante esto, ATE convoca a las organizaciones a repudiar este hecho en el Encuentro Nacional de Mujeres y en el Paro de mujeres del 25 de noviembre.

Entendemos que la transferencia de las competencias del Consejo Nacional de las Mujeres dependiente, hasta la firma del citado Decreto, de Presidencia de la Nación, a un Instituto descentralizado en el ámbito de un Ministerio es una clara demostración más de la absoluta indiferencia que este Gobierno nacional ha demostrado en materia de políticas públicas de género, cuya ausencia determina para las mujeres una traba certera para lograr la equidad y para alcanzar sus condiciones dignas de vida en todos los ámbitos en que se desarrollan sus relaciones interpersonales.

La forma en que se tomó esta decisión de Estado, mediante un decreto de necesidad y urgencia, previsto en nuestra Constitución Nacional para temas excepcionales, expresa la falta voluntad política del actual Gobierno de que se debatan las políticas públicas en relación a las mujeres, en un contexto de creciente movilización y reclamo popular para poner freno a la desigualdad y al alarmante aumento de las violencias que provoca que en nuestro país una mujer muera por día sólo por el hecho de ser mujer.

El Consejo Nacional de las Mujeres, si bien no destina el presupuesto necesario para desarrollar una política transformadora y eficaz, frente a la violencia que sufren las mujeres; involucraba una política de articulación entre los ministerios de la Nación al tiempo que implicaba la integración de todos los poderes del Estado (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) y los representantes de las Provincias, claves para que la perspectiva de género sea abordada de forma transversal a todos los ministerios ,con diferentes programas ,por ejemplo en materia educativa, con la efectiva implementación de la Ley de Educación Sexual Integral(ESI), en materia de salud, con la firme ejecución del Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable, como también exigir el cumplimiento de la Ley en abortos no punibles (ILE)en los hospitales públicos para mujeres y niñas abusadas. Por último el Concejo Nacional de las Mujeres era el encargado de implementar, en todo el país las políticas públicas de protección integral, para prevenir y erradicar todo tipo de violencias hacia las mujeres la Ley de Protección Integral a las Mujeres.( Ley 26.485).

El intempestivo cambio realizado no es casual, sino que acompaña el modelo de achicamiento de las  instituciones gubernamentales no sólo disminuyendo la partida presupuestaria al depender del Ministerio de Desarrollo Social, sino también aislando y desjerarquizando las políticas públicas de género en nuestro país, cuyas deudas no son netamente responsabilidades del área social.

Por lo tanto repudiamos la decisión tomada e instamos al Poder Ejecutivo Nacional a que tome todas las medidas pertinentes, suficientes y adecuadas para terminar con las violencias patriarcales, con presupuesto suficiente para poner fin a la desigualdad e inequidad que sufren cotidianamente las mujeres de nuestro país en los muy distintos ámbitos de desarrollo de sus vidas.

Convocamos a las organizaciones de mujeres de nuestro país, a las organizaciones sindicales y políticas en su conjunto a continuar la lucha por los derechos de las mujeres en el más amplio consenso.

Llamamos a pronunciarnos en contra de la vulneración y la eliminación de nuestros derechos en el 32 ENM y expresarnos en las calles este 25 de noviembre en una jornada de lucha con paros y movilizaciones.

Comparti