El 24 habrá Jornada de lucha provincial de niñez y paro en niñez La Matanza denunciando riesgo de jóvenes y trabajador@sEl Centro Cerrado de niñez Virrey del Pino es una “tumba”

0

ATE hace responsable a Pilar Molina, titular del área de niñez, por lo que pueda pasar en la institución.

Trabajador@s del Centro Cerrado Virrey del Pino, perteneciente al Organismo provincial de Niñez y Adolescencia, organizados en ATE (Asociación Trabajadores del Estado) denuncian la crisis total de la institución y el avance del Servicio Penitenciario que la transforma en una cárcel y pone en riesgo permanente la integridad psicofísica de los jóvenes y trabajadores El Centro aloja a jóvenes mayores de 18 años, condenados por delitos cometidos siendo menores de edad. Los jóvenes están bajo el sistema de responsabilidad Penal juvenil Ley 13634. Éste dispositivo fue creado para evitar que los jóvenes que poseen delitos graves y son condenados, no sean alojados en las cárceles comunes.

“Hoy denunciamos una crisis total a la institución. El Servicio Penitenciario Bonaerense ha adquirido un gran poder en atribuciones, lo que repercute en los jóvenes, institucionalizando la lógica propia de las cárceles comunes. Esto genera un estado de tensión y conflicto constante, desatando situaciones de violencia”.

“Asistimos diariamente a los perjuicios del vaciamiento institucional. A la falta de personal, falta de talleres y actividades socio-educativas para los jóvenes, al avance del SPB, a la creación de una alcaldía para adultos dentro de la institución. Como resultado los hechos de violencia en los módulos ha crecido, poniendo en riesgo la integridad psicofísica de los jóvenes y la de l@s trabajador@s del Organismo de Niñez.”

“Actualmente se encuentran alojados 60 chicos. Los jóvenes están alojados en tres de los módulos con 20 habitaciones cada uno. Hoy tenemos 3 jóvenes en el área de sanidad, 2 de ellos poseen heridas con elementos corto punzantes y dos jóvenes en el sector de admisión (denominada comúnmente como leonera), con medida judicial de resguardo físico. Muchas de las habitaciones se encuentran en mal estado, con inodoros tapados y desbordes, hay falta de luz, agua y presencia de roedores

“El plantel de las guardias sector de los módulos es de 24 asistentes, de los cuales gran parte provienen del CREU de Lomas de Zamora y fueron trasladados compulsivamente por las autoridades

El trabajo está organizado en 4 guardias de 4 a 5 asistentes por día. Actualmente hay varios compañero con licencia médica, por lo cual la guardia debe ser completada 1 o 2 asistentes que realizan horas extras. Se debe tener en cuenta que realizar tantas hora de trabajo en este contexto, genera un desgaste psicológico relevante en l@s trabajador@s. Contamos con 2 psicólogos y 2 trabajadoras sociales, pero solo concurren una trabajadora social para los 60 jóvenes y un psicólogo, ya que el resto de los profesionales se encuentra de licencia medica. Consideramos que la falta de personal no se resuelve con horas extras, como tampoco trasladando compañeros de manera arbitraria y compulsiva como sucedió con los compañeros del CREU de Lomas de Zamora.

“Los jóvenes, pasan varias horas al día alojados en sus habitaciones debido a que los talleres disponibles no son suficientes. No contamos con los operador@s necesari@s para realizar un trabajo mejor con ellos, en donde prime la palabra y la contención. Nuestra tarea cotidiana esta reducida a trabajar con la urgencia y la demanda inmediata, lo cual crea un distanciamiento con el joven y la imposibilidad de generar vínculo estable y sólido”.

En el último tiempo vivimos situaciones de violencia mas propias dela “tumba” carcelaria que de institución de niñez. Aparecen gran numero de elementos corto punzantes en los módulos, de procedencia desconocida, que se utilizan en peleas y riñas, que trae como consecuencia jóvenes internados, en el hospital zonal, con heridas graves. Por lo tanto nos encontramos realizando nuestras tares en condiciones de riesgo física y psicológico al igual que los jóvenes

Desde ATE definimos que No estamos dispuestos a que esta institución, nuestro lugar de trabajo, se convierta en una cárcel. Somos trabajador@s de niñez, no penitenciarios. No queremos ser cómplices del accionar represivo y punitivo del estado.

Hemos realizado diferentes acciones con el objetivo de que la gestión del Organismo de Niñez escuche nuestros reclamos. Pero el Sr. Carlos Nosenzo, Director de Institutos Penales no nos ha dado soluciones y la Sra. Pilar Molina, Directora Ejecutiva del Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia, desestima todos nuestros reclamos, culpabilizándonos a los trabajador@s de los hechos de violencia institucional. Ya realizamos un paro de actividades los días 3, 5, 6 y 7 de agosto y continuaremos el reclamo el 24 de agosto con con un Paro del sector Niñez en La Matanza, en el marco de una.Jornada provincial de Lucha del sector, organizado por ATE.

L@s trabajador@s del Centro Cerrado Virrey del Pino solicitamos:
- Mejorar las condiciones de vida de los jóvenes alojados, para que se garanticen sus derechos
- Aumento de personal. 5 asistentes por módulo, como mínimo; 12 profesionales para el equipo técnico.
- Limitar el ingreso de nuevos jóvenes al dispositivo.
- Mejoras edilicias
- Acuerdo de trabajo entre el Organismo de Niñez y el SPB.
- Presencia del personal directivo
- Protocolo de intervención ante situaciones de conflicto.
- Recuperar los espacios perdidos de la institución
– Pase a planta permanente a todos los trabajadores precarizados del sector.

Denunciamos la gravedad de la situación y sostenemos que los responsables de lo que pueda llegar a suceder en la institución no serán los trabajadores, ni los jóvenes, sino los funcionarios del Organismo de Niñez de la provincia de Buenos Aires

Comparti